Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un casco azul marroquí de la Minusca patrulla en Bangui, República Centroafricana, el 24 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

Dos cascos azules marroquíes murieron este martes en Bangassou, en el sureste de la República Centroafricana, indicó la ONU, dos días después de la muerte de otro soldado marroquí de la paz.

"La Minusca lamenta la muerte de dos nuevos cascos azules el martes por la tarde en Bangassou (700 km al este de Bangui). Los marroquíes murieron en una emboscada tendida por presuntos anti-Balaka, mientras que otro casco azul resultó herido leve", precisó la Misión de Naciones Unidas en República Centroafricana (Minusca) en un comunicado.

Los anti-Balaka son milicianos mayoritariamente cristianos.

Los marroquíes murieron en las mismas circunstancias que su compatriota el domingo: "El ataque tuvo lugar cuando los cascos azules recogían agua para abastecer a la ciudad".

La Minusca presentó sus condolencias al reino de Marruecos y su solidaridad a los soldados del contingente marroquí "por su valentía y sus inmensos sacrificios que continúan haciendo ante la adversidad".

En la frontera con la República Democrática del Congo, Bangassou se convirtió desde hace algunas semanas en el epicentro de la violencia en Centroáfrica.

Los desplazados musulmanes en el lugar de la catedral están amenazados por los anti-Balaka, mayoritariamente cristianos, advirtió este martes el obispo español de la localidad, Monseñor Juan José Aguirre Muñoz.

"La Minusca marroquí intenta hacerlo lo mejor posible para que tengan agua, comida, que los trabajadores humanitarios puedan también hacer su trabajo. Y es difícil porque los trabajadores humanitarios son atacados", declaró a la radio francesa Radio France International (RFI).

Seis cascos azules murieron en mayo en Bangassou y su región en ataques atribuidos por la Minusca a los milicianos anti-Balaka.

República Centroafricana lucha por recuperarse de la guerra civil que comenzó en 2013 después de que los rebeldes Seleka, de mayoría musulmana, derrocaran al presidente François Bozizé, provocando una contraofensiva de grupos anti-Balaka, de mayoría cristiana.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP