Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Opositores venezolanos marchan junto a las mujeres contra el presidente Nicolás Maduro, en Caracas, el 6 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Decenas de miles de mujeres protestaron el sábado para mantener la presión contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que respondió con una movilización de sus partidarias en rechazo a la "violencia terrorista" de las manifestaciones opositoras.

Vestidas de blanco, con flores y carteles que pedían "no más represión", las opositoras encabezadas por varias diputadas intentaron llegar al ministerio de Interior y Justicia en el centro de Caracas.

Aunque un cordón de militares y policías lo impidió, la viceministra Rosaura Navas, de la cartera de Interior y Justicia, se acercó hasta la barrera militar y escuchó sus exigencias.

"La única solución a este conflicto es que permitan que los venezolanos voten (...) Cesar la represión", le dijo a Navas la legisladora Marialbert Barrios. La viceministra escuchó a las diputadas unos minutos, recibió los carteles que condenan la "represión" y se retiró.

Varias mujeres mostraron los senos en señal de protesta. "No tenemos escopetas, nuestras armas son las tetas", gritaban a militares.

Tras la marcha de la viceministra, las opositoras también se fueron sin que se generaran incidentes. "No vamos a dejar las calles hasta lograr la libertad de Venezuela", expresó la dirigente María Corina Machado.

Manifestaciones similares fueron convocadas en otras ciudades, como San Cristóbal (oeste), donde cientos de personas hicieron una vigilia nocturna en protesta contra las muertes, y Aragua (norte), donde la policía dispersó la marcha con gases lacrimógenos.

En la noche, protestas en Los Nuevos Teques, en las afueras de la capital, y Barquisimeto (oeste), degeneraron en enfrentamientos entre manifestantes y militares. Vecinos de Barquisimeto denunciaron disparos de "colectivos", grupos afines al gobierno que según la oposición están armados.

Las protestas contra Maduro, que exigen elecciones generales como solución a la crisis política y económica, dejan 36 muertos y centenares de heridos y detenidos desde que comenzaron a principios de abril, según la Fiscalía. Este domingo, músicos y artistas marcharán en el este de Caracas para homenajearlos.

- "Justicia para terroristas" -

En tanto, miles de mujeres simpatizantes del Gobierno marcharon hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas, adonde la oposición no ha podido llegar.

Allí entregaron un documento en rechazo a lo que denuncian como la "violencia terrorista" de la oposición. "Venimos a pedir que se haga justicia contra aquellos que están estimulando el odio y la rabia", dijo a periodistas la ministra de la Mujer, Blanca Eekhout.

Maduro descarta unas elecciones generales. En su lugar, entregó el miércoles pasado al poder electoral un decreto de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente "popular" para reformar la Carta Magna.

La mitad de los 500 asambleístas de esa Constituyente serán elegidos por sectores que la oposición afirma están controlados por el gobierno y la otra mitad por votación municipal. Según el líder opositor Henrique Capriles, con su propuesta Maduro sólo busca evitar elecciones.

El año pasado debieron realizarse las de gobernadores, pero fueron postergadas por el poder electoral -al que la oposición acusa de servir al gobierno- y aún no tienen fecha. Este año corresponden las de alcaldes y en 2018 las presidenciales.

La Constituyente "no termina siendo una elección democrática, universal, directa y secreta", expresó Capriles a la AFP.

Maduro, a su vez, sostiene que su propuesta permitirá "reconciliar" al país.

Elías Jaua, presidente de la Comisión Presidencial Constituyente, citó a la oposición para presentarle el lunes la propuesta en el palacio presidencial de Miraflores. Capriles asegura que no acudirán.

La Conferencia Episcopal Venezolana rechazó la Constituyente en un documento divulgado este sábado por considerar que "resulta peligrosa para la democracia venezolana".

Además, los obispos aseguraron que el papa Francisco les expresa en una carta su preocupación por la crisis y pide "que sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas".

La ONG Foro Penal Venezolano denunció que 19 civiles fueron enviados a prisión este sábado por orden de un tribunal militar en Carabobo (norte) por delitos cometidos en el marco de las protestas, lo que considera ilegal.

- Presión internacional -

Embajadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) afirmaron a la AFP en Washington que se mantienen los planes de una reunión de cancilleres para discutir la crisis de Venezuela, a pesar de la decisión de Maduro de abandonar el bloque.

Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora, se reunió el jueves con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, a quien, según dijo, le planteó "la grave situación que se vive en Venezuela por la ruptura del hilo constitucional y la violación de derechos humanos".

"Show de Almagro y Borges solo pretende abonar el camino en su plan de intervención de Venezuela", reaccionó la ministra de Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, en Twiter.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP