Navigation

Multa para el gobierno de Brasil, el regulador aéreo y las aerolíneas por el caos de 2006

Una multitud de pasajeros aguarda para embarcar en el aeropuerto internacional de Brasilia el 21 de diciembre de 2006 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 16 julio 2014 - 09:18
(AFP)

La justicia brasileña multó al gobierno federal, al regulador aéreo, a la empresa administradora de aeropuertos y a seis aerolíneas por el denominado caos aéreo de 2006 y deberán pagar solidariamente unos 4,5 millones de dólares.

Según la justicia federal de Sao Paulo, los multados son la Unión Federal (persona jurídica del gobierno federal de Brasil), la Empresa Brasileña de Infraestructura Aeroportuaria (INFRAERO), la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) y las compañías BRA, Ocean Air (actual Avianca Brasil), Pantanal (ahora propiedad de TAM), TAM, Total y VRG (controladora de Gol).

"La multa será destinada a un fondo de reparación de los daños causados a la sociedad", dijo el tribunal en una nota de prensa publicada en su página de internet.

De acuerdo con el organismo de defensa del consumidor, autor de la denuncia, desde finales de octubre de 2006, los consumidores sufrieron con la crisis que se instaló en el tráfico aéreo brasileño, "con tiempos de espera en el embarque de hasta 15 horas el 2 de noviembre".

Durante ese lapso, no se ofreció a "los pasajeros informaciones o ayuda básica como agua y alimentos, con muchos de ellos durmiendo en el suelo y en sillas" en las terminales aéreas, argumentó la justicia federal. Hubo incidentes en el sector hasta marzo de 2007.

El 27 de octubre de 2006, los controladores aéreos brasileños protestaron en demanda de mejoras en sus condiciones de trabajo, generando atrasos en una serie de vuelos, lo que rebasó los aeropuertos y dejó a los pasajeros sin informaciones. Todo esto se mezcló con las obras en los aeropuertos, malas condiciones climáticas, mantenimiento de aeronaves y problemas en los sistemas de control.

Estos hechos ocurrieron un mes después de un choque en el aire entre una aeronave de Gol, que iba de Manaos a Río, con un jet Legacy, que causó la muerte de 154 personas. Según los medios locales, las investigaciones de la época mencionaban problemas en el control de tráfico aéreo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.