Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer arroja barro a la fachada de la sede de la minera Vale en Río de Janeiro el 16 de noviembre de 2015, durante una protesta por el alud de tierra ocurrido en el estado brasileño de Minas Gerais

(afp_tickers)

Las acciones de las gigantes mineras BHP Billiton y Vale se hundieron este miércoles, el día después de que la Fiscalía brasileña les exigiera una multimillonaria reparación por el deslave que en noviembre mató a 19 personas y causó la peor catástrofe ambiental del país.

El Ministerio Público brasileño (MPF) les pidió una reparación de 155.000 millones de reales (USD 43.400 millones) como dueñas a partes iguales de Samarco, la compañía propietaria de un embalse de desechos que colapsó el 5 de noviembre, provocando un deslave que enterró a un pueblo entero en el estado de Minas Gerais (sudeste).

Diecinueve personas murieron, centenares fueron evacuadas y las pérdidas naturales hicieron que el gobierno calificara la tragedia como "la mayor catástrofe ambiental de la historia de Brasil".

Las acciones de la brasileña Vale perdieron más de un 5% al cierre del miércoles en la Bolsa de Sao Paulo, mientras que los valores de la anglo-australiana BHP cayeron un 9,36% en Sídney y un 5,77% en la City de Londres.

Entre los 200 pedidos que contiene la demanda, destaca el requerimiento a las compañías para que depositen de forma solidaria y en un fondo privado propio un valor inicial de 7.700 millones de reales (USD 2.100 millones), correspondientes al 5% de la valoración mínima de los daños, así como avales para la plena reparación de los prejuicios, que se alcanzaría en un plazo de 15 a 18 años.

Como garantía del pago, la Fiscalía requirió igualmente que ni Samarco ni BHP y Vale distribuyan ganancias o se beneficien de ayudas públicas por el momento.

- Sexta multa -

Cientos de kilómetros cuadrados fueron arrasados por el tsunami de 50 millones de m3 de lodo y fango liberados por el deslave, que tras sumergir un pueblo se escurrieron después por el cauce del río Doce, uno de los más importantes de Brasil.

En su trayecto de 650 kilómetros hasta el mar, el torrente de deshechos dejó consecuencias desastrosas para la vida cotidiana de miles de habitantes, el medio ambiente y la economía local.

El deslave, además, agitó metales pesados que estaban decantados en el lecho del río y los elevó por encima de los parámetros máximos, por lo que las autoridades suspendieron las actividades pesqueras.

El estatal Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) anunció este miércoles una sexta multa contra Samarco por 42 millones de reales (USD 11,8 millones) por "destruir 835 hectáreas de áreas de preservación permanente por la ruptura del dique", según Luciano Evaristo, jefe de la división de Protección Medioambiental del organismo.

Samarco está apelando las otras cinco multas, por 50 millones de reales (USD 14,1 millones) cada una.

"La presencia de la empresa en el campo está muy por debajo de la necesidad real para revertir y para encarar el cuadro de destrucción que se estableció allí desde el colapso" del dique, dijo por su parte Marilene Ramos, presidenta del instituto, en una rueda de prensa en Brasilia.

Las más de 5.000 personas que lo perdieron todo viven en apartamentos alquilados por Samarco, que además les paga un dinero mensual para subsistir.

Pero según versiones de prensa, las indemnizaciones aún no fueron abonadas por completo.

"Aún cuando hayan avances, ese esfuerzo necesita ser aumentado, tiene que ser intensificado", insistió Ramos.

-Insuficiente-

Los 43.400 millones de dólares que demanda ahora la Fiscalía superan en un 540% al plan de reparación de USD 6.193 millones acordado en marzo entre el gobierno brasileño, Samarco y sus dos propietarias, considerado por los procuradores apenas como una "carta de intenciones".

Una hoja de ruta que antes de cerrarse ya era considerada insuficiente por el fiscal federal José Adércio Leite Sampaio de Minas Gerais, que anunció que lo impugnaría y ahora es uno de los procuradores que firma la acción.

Para cifrar la cantidad reclamada, el Ministerio Público tomó como referencia los gastos realizados por British Petroleum (BP) para reparar los daños provocados por la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon ocurrida en el Golfo de México en 2010.

Esa tragedia, que dejó 11 muertos, generó una marea negra de 180.000 kilómetros cuadrados después de que 4,9 millones de barriles de petróleo fueran vertidos al mar.

"Se evalúa, con base a estudios preliminares, que los impactos humanos, económicos o socioambientales provocados por el colapso del embalse de Fundao, son, por lo menos, equivalentes a los verificados en el Golfo de México. No parece creíble, ni técnica, ni moralmente, que el valor del medio humano, cultural y ambiental de Brasil sea inferior al de otros países", se puede leer en el escrito.

En un comunicado enviado a la AFP, Vale afirmó que "adoptará todas las medidas para asegurar su derecho de defensa" y subrayó que Samarco ya tomó "todas las medidas de emergencia necesarias en relación al accidente".

En el mismo sentido, BHP reiteró su "compromiso de ayudar a Samarco a reconstruir su comunidad y a restaurar el entorno afectado por la ruptura del embalse".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP