Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Londinenses evacúan sus apartamentos en las torres residenciales de Taplow el 24 de junio de 2017 para que las autoridades puedan realizar obras antiincendios en los edificios

(afp_tickers)

Varios municipios británicos tomaron medidas de emergencia por temor a que se produzcan nuevos incendios como el que se cobró la vida de al menos 79 personas la semana pasada en Londres.

Este sábado, el municipio de Salford, cerca de Manchester, anunció "medidas inmediatas" para retirar el revestimiento instalado en nueve torres, un día después de que cinco edificios londinenses fueran evacuados por precaución.

Mientras siguen las pruebas en otros bloques de viviendas, "parece claro que el revestimiento (...) instalado en nuestros edificios debe ser retirado", declaró Paul Dennett, el alcalde de Salford.

Precisó que varias patrullas vigilarán constantemente las torres y que se tomarán otras medidas de aquí al final de las obras.

Las autoridades sospechan que los paneles exteriores, compuestos de polietileno incrustado entre dos capas de aluminio, fueron responsables de la rápida propagación de las llamas durante el incendio que arrasó la torre Grenfell de Londres, el 14 de junio, dejando al menos 79 muertos.

- Evacuación -

El viernes, el municipio londinense de Camden ordenó evacuar, en plena noche y sin previo aviso, cinco torres con un total de 650 viviendas, tras comprobar que su revestimiento externo era el mismo que el de la torre Grenfell. El objetivo de las autoridades es llevar a cabo obras urgentes para mejorar la seguridad contra los incendios.

Los habitantes de una de esas torres fueron autorizados a volver a su casa este sábado, indicaron las autoridades de Camden.

"La brigada de bomberos de Londres nos advirtió que los residentes de la torre Blashford no tenían necesidad de abandonar sus casas", afirmó Georgia Gould, responsable de la administración de Camden en un comunicado.

Los habitantes de las otras cuatro torres de ese complejo conocido como Chalcots Estate podrían, por su parte, tener que vivir fuera de sus pisos entre "dos y cuatro semanas", el tiempo necesario para terminar las obras.

Muchos de los evacuados expresaron su malestar por la operación de evacuación.

"No pudimos recoger nuestras cosas, no sabíamos adonde ir, espero que podamos volver pronto", dijo Zega Ghebre, de 42 años y madre de tres niños, que calificó de "increíble" la situación.

"Ahora nos proponen irnos a un hotel del barrio Wembley. Espero que no durará mucho, sino no sé cómo haremos", añadió en declaraciones a la agencia Press Association frente al Swiss Cottage Leisure Center, uno de los centros habilitados para los evacuados.

Peter Bertram, un veterano del ejército británico, también tuvo que abandonar su casa. "Fue una carrera, no estaba al corriente de nada (...) Fue tan rápido que no tuve energía para asumirlo", explicó.

Para alojar a esos habitantes, el municipio de Camden dijo haber reservado "cientos de habitaciones de hotel", pero instó a los residentes a dirigirse "a casa de amigos o familiares" siempre que sea posible.

Los habitantes tenían permiso este sábado para recuperar su enseres, pero bajo la vigilancia de los bomberos.

- Edificios no conformes -

La primera ministra Theresa May aseguró que hará todo lo posible por ayudar a los residentes evacuados. "Trabajaremos con los servicios de urgencias y las autoridades y les apoyaremos para proteger a la población", declaró.

El jueves había anunciado que su Gobierno ordenó examinar el revestimiento de todos los edificios de viviendas sociales gestionados por los poderes públicos en Reino Unido.

Unos 34 edificios de gran tamaño ya han sido identificados en Inglaterra como no conformes a las normas de seguridad antiincendios, indicó el Ejecutivo, lo cual hace temer que sus habitantes también tengan que abandonar sus viviendas.

Según Downing Street, solamente en Inglaterra hay 600 edificios con un revestimiento similar al de la torre Grenfell.

Este sábado, un incendio en un edificio de viviendas del este de Londres necesitó la intervención de más de 70 bomberos y provocó la evacuación de los habitantes, pero no causó ninguna víctima.

AFP