Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch el 22 de febrero de 2015 en California

(afp_tickers)

El magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch tuvo que salir el jueves a pedir disculpas luego de haber sugerido que el presidente estadounidense Barack Obama no es "un presidente realmente negro".

En un tuit publicado el miércoles por la noche en su cuenta @rupertmurdoch, el dueño de News Corporation afirmó que uno de los candidatos republicanos a la Casa Blanca para los comicios de 2016, Ben Carson, sería un "presidente realmente negro que puede ocuparse correctamente de la división racial" en Estados Unidos.

El mensaje, que tuvo más de 1.300 retuits y unas 1.200 menciones, cuestionaba así la identidad racial del actual mandatario estadounidense al compararlo con el político oriundo de Detroit (Michigan, norte), lo que provocó la reacción indignada de muchos internautas.

Tras la polémica levantada, Murdoch publicó otro tuit este jueves por la mañana en el que pidió "disculpas" por su comentario, asegurando que no quería "ofender" y explicando que "personalmente" encuentra a ambos hombres "encantadores".

De su lado, Ben Carson defendió a Murdoch, asegurando que el magnate "no es racista" y que "sólo expresa su opinión", aunque dejó en claro que a su entender Obama "es negro".

"Cada cual tiene derecho a tener su opinión. Creo que a lo que hacía referencia es al hecho de aquí había un hombre que es un presidente negro con una comunidad negra entusiasmada y que vino y las políticas no han elevado a la comunidad negra, no ha sido benéfico", precisó en declaraciones el jueves al canal CNN.

La cuestión racial sigue siendo un tema muy delicado en Estados Unidos, que ha vivido varios casos de brutalidad policial contra negros desde el verano de 2014 que provocaron un movimiento nacional de protesta en el país.

AFP