Navigation

Murió célebre disidente soviético que denunció abusos psiquiátricos en la URSS

(ARCHIVO) Foto de archivo tomada el 12 de diciembre de 2016 del disidente soviético Vladimir Bukovski, empujado en silla de ruedas, a su llegada a un tribunal de Cambridge, en el este de Inglaterra afp_tickers
Este contenido fue publicado el 28 octubre 2019 - 07:06
(AFP)

El ex disidente soviético Vladimir Bukovski, que denunció en los años 1970 los abusos psiquiátricos contra los prisioneros políticos en la URSS, falleció el domingo por la noche en Cambridge (Inglaterra) a los 76 años, anunció el Bukovsky Center.

"Vladimir Konstantinovich Bukovski, presentado un día como un "héroe de magnitud casi legendaria en el movimiento disidente" por el diario New York Times, murió de un paro cardíaco en el hospital Addenbrooke de Cambridge, en Inglaterra, a las 21H46 GMT. Tenía 76 años", escribió el Bukovsky Center en un comunicado publicado en su página internet.

El centro, con sede en Estados Unidos, que difunde la obra del ex disidente soviético, precisó que Bukovski se encontraba en mal estado de salud desde hacía varios años.

"Vladimir Bukovski murió. Activista por los Derechos Humanos, escritor, ciudadano ruso, pasó 12 años en campos y hospitales psiquiátricos y la mitad de su vida exiliado. El gobierno soviético lo llamó bruto, nosotros lo llamamos héroe y le damos las gracias", reaccionó en Twitter la oenegé Memorial, principal organización rusa de defensa de los Derechos Humanos.

Bukovski fue el prisionero político soviético más célebre de su época y uno de los primeros en denunciar el encarcelamiento psiquiátrico para los disidentes en la URSS.

Liberado en 1976 tras doce años en campos y hospitales psiquiátricos, fue intercambiado por el jefe del partido comunista chileno Luis Corvalán, detenido por el dictador Augusto Pinochet, y luego enviado al Reino Unido, donde vivía desde entonces.

Tras la caída de la Unión Soviética, Bukovski colaboró durante un tiempo con las autoridades rusas. Luego se apartó de la política pero más tarde regresó, adoptando una postura totalmente opuesta al Kremlin. En 2008 no pudo presentarse a la presidencia rusa porque tenía la doble nacionalidad, rusa y británica, entre otras razones.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.