Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Benjamin Netanyahu, durante una reunión del Gobierno israelí el pasado 16 de marzo en Jerusalén

(afp_tickers)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, abordó este domingo la posibilidad de elecciones anticipadas debido a las diferencias con el ministro de Finanzas, Moshé Kahlon, a propósito de una reforma de la radio y la televisión pública.

Las elecciones legislativas deben celebrarse normalmente en 2019, pero este domingo la prensa daba cuenta de la posibilidad de disolución del actual Gobierno y de comicios anticipados.

El conflicto entre Netanyahu y Kahlon tiene que ver con la Autoridad de Radiodifusión de Israel (IBA), el organismo público que debe cerrar el próximo 30 de abril para ser remplazado por la Corporación Pública de Radiodifusión (PBC).

En principio, el objetivo del PBC es dinamizar un servicio público agotado y recuperar terreno frente a los canales privados de televisión. Sin embargo, Netanyahu se opone a la creación de ese organismo.

"No puede ser que el Likud (partido de Netanyahu) respete todos los acuerdos de coalición y los partidos pequeños no respeten sus compromisos en puntos importantes para el Likud y para mí. Es inaceptable", dijo Netanyahu, en declaraciones difundidas por la radio pública, poco antes de emprender un viaje a China.

En los acuerdos del Gobierno de coalición formado en mayo de 2015, Netanyahu se otorgó un derecho de veto sobre los temas relativos a los medios de comunicación.

En los últimos meses, Netanyahu cambió de posición en el asunto de la creación del PBC. En cambio, Kahlon, líder del partido de centroderecha Kulanu, es favorable a que el PBC, que ya contrató 400 empleados e instaló sus oficinas, empiece a funcionar el 30 de abril como estaba previsto.

AFP