Nike comunicó el viernes sus planes de poner fin al Oregon Project tras la suspensión, la semana pasada, del entrenador de atletismo estadounidense de origen cubano, Alberto Salazar, por infringir las reglas antidopaje.

"Esta situación, sumada a otras acusaciones falsas, incomoda a muchos atletas y les impide concentrarse en sus entrenamientos y en las competiciones", declaró el presidente del grupo deportivo estadounidense, Mark Parker, en un mensaje interno a sus colaboradores. "Por tanto, he tomado la decisión de poner fin al Oregon Project", agregó.

Varios deportistas, entre ellos la fondista estadounidense Kara Goucher, que fue atleta de Nike entre 2004 y 2011, pidió que desapareciera el Oregon Project debido a las prácticas de Salazar.

"Si yo fuera Nike, traería a otros entrenadores y cerraría la página del Oregon Project, porque está claro que sus principios no se corresponden con los de un deporte limpio, hace falta comenzar de cero", señaló Goucher, que prestó testimonio contra Salazar.

Hace una semana Salazar fue suspendido cuatro años por "incitación" al dopaje por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA). El entrenador era la columna vertebral del Oregon Project, un grupo de élite financiado por Nike.

Inyecciones de aminoácidos (para quemar grasa), experimentos con testosterona o documentos médicos falsificados fueron algunas de las conclusiones de la investigación de seis años de la USADA, en la que quedaron de manifiesto una serie de importantes excesos de Salazar, un ex atleta convertido en el entrenador de atletismo más famoso del mundo.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes