El gran ayatolá Ali Sistani, la más alta autoridad religiosa chiita de Irak, advirtió este viernes que ninguna "parte regional o internacional" puede "imponer su opinión" a los manifestantes en un país en el que Irán y Estados Unidos quieren ganar influencia.

El gran ayatolá llamó a "las autoridades competentes a no empujar a las fuerzas combatientes contra manifestantes pacíficos", y evitar llevar al país "al abismo de las matanzas internas".

El llamamiento de Sistani tiene lugar luego de un mes de protestas para reclamar "la caída del régimen" marcado por hechos de violencia y la muerte de unas 250 personas en las calles, y en momentos en que diferentes facciones armadas iraquíes hacen demostraciones de fuerza.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes