Bagdad vivió una nueva noche de enfrentamientos en la madrugada del sábado entre la policía y los manifestantes, que ocupan sin interrupción la plaza Tahrir de Bagdad para pedir la "caída del régimen" a pesar de las promesas de reforma del gobierno.

Una persona murió y decenas resultaron heridas en los enfrentamientos, indicaron a la AFP fuente médicas.

Igual que en días anteriores, las protestas tuvieron lugar en dos puentes de la capital, cercanos a la plaza Tahrir: el de Al Yumhuriya –que lleva a la Zona Verde, donde están las instituciones del gobierno– y el de Senek.

Desde el 1 de octubre 257 personas murieron en manifestaciones y enfrentamientos. El último balance oficial fue publicado el miércoles.

Desde entonces, según fuentes de los servicios médicos y de seguridad, al menos otras ocho personas murieron en Bagdad, algunas por granadas lacrimógenas, que en Irak son mucho más pesadas que en otros países.

Además una persona murió en Nasiriya, en el sur del país, por disparos de los guardias que vigilaban el despacho de un político local frente al que había una manifestación.

Ante las protestas, el presidente iraquí Barham Saleh prometió elecciones anticipadas y una nueva ley electoral.

Por su parte el primer ministro Adel Abdel Mahdi dijo estar dispuesto a dimitir, a condición de encontrar un sustituto.

Pero según Mohamed, un manifestante de 22 años en la plaza Tahrir, "la gente es muy consciente de lo que pasa, hemos llegado a una etapa importante y sobre todo hay que evitar perderlo todo" aceptando las "falsas reformas" que ofrece el gobierno.

"Hemos celebrado elecciones desde hace 16 años y nada ha cambiado", dijo otro manifestante, Haydar, de 30 años.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes