Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión no tripulado Reaper MQ-9 de EEUU en la base aérea estadounidense de Kandahar, en Afganistán, el 23 de enero de 2018.

(afp_tickers)

Estados Unidos lanzó una nueva ofensiva aérea en el norte de Afganistán contra los talibanes, anunció el martes el comando militar para Medio Oriente (CENTCOM).

"En las últimas 96 horas, Estados Unidos realizó ataques contra centros de entrenamiento de los talibanes en Badakhshan, impidiendo así la preparación de atentados cerca de la frontera con China y Tadyikistán", indicó el CENTCOM en un comunicado.

Viejos vehículos del ejército afgano tomados por los talibanes que estaban siendo transformados en camiones explosivos también fueron destruidos, según el ejército estadounidense.

Un bombardero B-52 participó en estas operaciones, lanzando 24 bombas guiadas de precisión, agrega el comunicado, señalando que se trata de un récord para ese bombardero estratégico, que data de la Guerra fría.

"Los talibanes no pueden esconderse en ninguna parte", comentó el general John Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, donde la guerra entró en su 17º año.

Interrogado el martes en el Congreso sobre la interminable duración de este conflicto, el secretario de Defensa Jim Mattis aseguró que la nueva estrategia estadounidense de "formación y apoyo" a las fuerzas afganas fue ampliamente aprobada por los aliados en la fuerza de la OTAN en el país.

"Bajamos a 39 países integrados en la misión de la OTAN en Afganistán, contra 50 hace varios años", declaró Mattis.

"Están allí porque creen en esta estrategia, que es que los afganos continúen sosteniendo el grueso de los combates, pero ahora con consejeros que aportan apoyo aéreo y poder de fuego de la OTAN para ayudarlos", agregó.

Después de 16 años de conflicto y pese a centenares de miles de millones de dólares de ayuda internacional para estabilizar a Afganistán, los talibanes multiplican los ataques contra el ejército y los atentados, incluso en Kabul.

El nuevo enfoque de Washington, luego de que el presidente Donald Trump preconizara durante largo tiempo el retiro de Afganistán, fue aprobado en agosto luego de una larga evaluación de la situación en el terreno, donde las autoridades afganas controlan menos del 60% del territorio, según las últimas cifras oficiales.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP