AFP internacional

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, presenta el presupuesto de la ciudad, el 26 de abril de 2017

(afp_tickers)

Nueva York recuperará decenas de millones de dólares del gasto empleado en proteger a Donald Trump y a su familia desde su elección, se felicitó el lunes el alcalde demócrata Bill de Blasio, que reclama estos fondos desde noviembre.

El reembolso forma parte del acuerdo concluido en la noche del domingo entre demócratas y republicanos sobre el financiamiento del gobierno federal hasta septiembre próximo.

El acuerdo, previsto para adoptarse formalmente antes del fin de semana, incluye el reembolso de unos 61 millones de dólares. Pero una parte de este dinero debe partir a Palm Beach, en Florida, adonde Trump viajó varias veces este invierno boreal, y a Bedminster, en Nueva Jersey, adonde viajará más seguido al acercarse el verano boreal.

"Vamos a recibir lo que nos deben", se congratuló de Blasio en un comunicado, y agradeció a los legisladores demócratas de Nueva York en el Congreso que "trabajaron incansablemente" para lograr este reembolso.

Según su comunicado, los gastos de protección del presidente y de su familia -esencialmente gastos policiales- alcanzaron los 20 millones de dólares entre su elección el 8 de noviembre y su partida a Washington el 20 de enero.

Desde entonces, el costo de la protección de los miembros de su familia que permanecen en Nueva York -su esposa Melania y su hijo Barron, de 11 años, que viven en la Trump Tower, y los dos hijos mayores del presidente, Don Jr. y Eric, que retomaron las riendas de la Trump Organization- se eleva a entre 127.000 y 146.000 dólares diarios, o sea unos 13 millones para los primeros 100 días de la presidencia Trump.

Este gasto diario sube a 308.000 dólares cuando Trump está en Nueva York.

El presidente debe llegar a Nueva York este jueves por primera vez desde su investidura, para encontrarse con el primer ministro australiano Malcolm Turnbull en el portaaviones USS Intrepid, transformado en museo.

Su visita a Nueva York estará posiblemente rodeada de protestas, aunque aún se ignoran los detalles.

Feudo demócrata, la ciudad de Nueva York es uno de los bastiones de la resistencia a Trump. Las manifestaciones delante de la Trump Tower o contra su gobierno son frecuentes.

El costo de la protección de los Trump en Nueva York debería no obstante bajar luego de septiembre próximo, ya que Melania y Barron se mudarían a la Casa Blanca cuando finalice el año escolar.

AFP

 AFP internacional