Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El tráfico en la Plaza de las Naciones Unidas de Bangui el 29 de noviembre de 2013

(afp_tickers)

La misión de la ONU en la República Centroafricana recibió el miércoles nuevas denuncias de abusos sexuales por parte de cascos azules a mujeres adolescentes, dos de las cuales quedaron embarazadas.

La misión "fue informada de las reclamaciones que involucran a cinco mujeres que tuvieron relaciones sexuales con cascos azules. Tres de ellas eran menores de 18" años, señaló un funcionario de la ONU, que pidió no ser identificado.

Un equipo de la misión será enviado este jueves a Bambari, al norte de Bangui, la capital, para reunir información sobre las denuncias que involucran a efectivos de la República Democrática del Congo.

Dos de las cinco mujeres quedaron embarazadas como consecuencia de las relaciones con los cascos azules hace varios meses, dijo el funcionario.

Los 12.000 miembros de la Misión de la ONU en la República Centroafricana (MINUSCA) ya ha sido objeto de una serie de denuncias de abusos sexuales contra niñas de hasta 11 años.

Hace tres meses, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tomó una decisión sin precedentes: despidió al responsable de la misión tras una ola de acusaciones. Sin embargo, las denuncias no han cesado desde entonces.

El actual responsable de la MINUSCA, Parfait Onanga-Anyanga, condenó en un comunicado "estos actos totalmente inaceptables" y prometió "tomar medidas rápidas y apropiadas para que se corroboren las denuncias".

Es al menos la segunda vez que cascos azules congoleños son denunciados por abusos sexuales. En agosto, tres mujeres jóvenes, una de ellas menor, acusaron a soldados congoleños de haberlas violado y Kinshasa dijo que serían llevados ante la justicia.

AFP