Navigation

Nuevas protestas en Cataluña tras otra noche de violencia callejera

Dos individuos participan en los disturbios callejeros desencadenados en una manifestación convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR), la noche del miércoles 16 de octubre en Bracelona afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 octubre 2019 - 08:18
(AFP)

Tras una nueva noche de violencia callejera, Cataluña se despertaba este jueves con carreteras y vías férreas cortadas en la cuarta jornada de movilización contra las duras condenas contra dirigentes independentistas por su papel en la tentativa de secesión de 2017.

Según el gobierno y autoridades locales, varias carreteras se encuentran cortadas por marchas independentistas que partieron el miércoles para converger este viernes en Barcelona, o por neumáticos incendiados.

También fueron ocupadas vías férreas por manifestantes cerca de Barcelona, perturbando la circulación de trenes de cercanías, aunque el servicio fue restablecido posteriormente, según el gestor de la línea férrea.

El miércoles, 96 personas debieron recibir asistencia médica en cuatro ciudades de la región, de ellas 58 en Barcelona, anunciaron los servicios sanitarios.

Barcelona mostraba las cicatrices de una segunda noche de disturbios, con coches calcinados en calles, algunas de las cuales seguían cortadas a la circulación.

Los independentistas catalanes están movilizados desde el lunes en protesta a la condena de nueve de sus dirigentes a penas de hasta 13 años de cárcel por el fallido intento de independizar de España a esta rica región de 7,5 millones de habitantes.

Para el viernes está prevista una huelga general y una gran manifestación en Barcelona, donde deben converger las marchas que saldrán de cinco ciudades catalanas.

Las protestas degeneraron las noches de martes y miércoles en enfrentamientos entre independentistas radicales con la cara tapada y policías en Barcelona y otras localidades.

La noche del lunes hubo altercados cuando miles de personas intentaron bloquear el aeropuerto de la capital catalana.

Según el ministerio del Interior, 33 personas fueron arrestadas el miércoles, 12 de ellas en Barcelona, por la violencia que dejó a 46 agentes de policía nacional y regional heridos, algunos de ellos de gravedad.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.