Navigation

Nuevas protestas en India contra una ley considerada antimusulmana

Un policía indio vigila durante una manifestación el 17 de diciembre de 2019 en Nueva Delhi contra la nueva ley de ciudadanía afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 diciembre 2019 - 11:11
(AFP)

Los opositores a una ley de ciudadanía en India, considerada discriminatoria con los musulmanes, volvieron a salir a la calle el martes, desafiando al gobierno del primer ministro Narendra Modi.

Desde hace semanas, se llevan a cabo manifestaciones contra esta nueva ley, en un movimiento de protesta de una magnitud pocas veces vista en el país desde la llegada al poder de los nacionalistas hindúes en 2014.

El texto facilita la atribución de la ciudadanía india a los refugiados de Afganistán, Bangladés y Pakistán, siempre y cuando estos no sean musulmanes.

El martes, los manifestantes se concentraron en la ciudad de Calcuta (este), convocados por la jefa del ejecutivo local, Mamata Banerjee, virulenta opositora de Modi.

También había manifestaciones en el Estado de Kerala (sur), controlado por la oposición. Y se prevén concentraciones el martes por la tarde en la capital Nueva Delhi.

Los últimos días, las autoridades cortaron internet e hicieron uso de la fuerza para dispersar marchas y multitudes en diversos lugares de este país de 1.300 millones de habitantes.

El movimiento comenzó la semana pasada en el noreste del país, donde murieron seis personas y se produjeron escenas de caos, en el momento en el que el Parlamento indio examinaba y aprobaba el texto.

Los manifestantes de esta parte del país se oponen a esta ley debido a que provocaría una afluencia de refugiados hindúes procedentes del fronterizo Bangladés a su región, donde ya hay un frágil equilibrio intercomunitario.

La movilización se recrudeció después de los violentos enfrentamientos del domingo entre manifestantes y policías en la gran universidad Jamila Millia Islamia de la capital, en los que hubo 200 heridos, principalmente estudiantes. La policía habla de 39 alumnos y 30 agentes heridos.

Este episodio dio lugar a marchas de solidaridad en varios campus universitarios en todo el país el domingo por la noche.

"La violencia contra estudiantes que se manifiestan pacíficamente no se puede justificar bajo ninguna circunstancia", denunció en un comunicado Avinash Kumar, director de Amnistía Internacional en India.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.