Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los sancionados, dos altos responsables del Gobierno ruso y un ejecutivo de una de las empresas involucradas, no podrán viajar a ningún país de la UE y cualquier bien que tengan en el bloque será requisado

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) anunció este viernes nuevas sanciones contra Rusia, especialmente contra el viceministro de Energía y tres empresas acusados de desviar hacia Crimea cuatro turbinas de gas adquiridas al gigante industrial alemán Siemens.

Tres ciudadanos, entre ellos el viceministro ruso de Energía, Andrei Cherezov, y el director de la empresa rusa que adquirió las turbinas a Siemens, son incluidos en la lista negra de la UE que les prohíbe viajar a países de la Unión y congela sus fondos en su territorio, indicó el Consejo de la UE en un comunicado.

El tercer individuo es el jefe del servicio del ministerio ruso de Energía.

Las personas y empresas en cuestión contribuyeron "a establecer una fuente de aprovisionamiento en electricidad independiente para Crimea y Sebastopol con el objetivo de apoyar su separación de Ucrania, y compromete la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania", consideró la UE en su decisión.

"Vemos este paso, tomado a iniciativa de Berlín, como hostil e infundado" reaccionó el ministerio de Relaciones Exteriores ruso mediante un comunicado.

"La responsabilidad de esta decisión, incluidas posibles pérdidas económicas para Siemens y las empresas alemanas o europeas que trabajan en Rusia, es enteramente de la UE y del gobierno alemán", advirtió.

La Unión Europea se niega a reconocer "la anexión" rusa de Crimea, tras una operación relámpago en marzo de 2014 ratificada a continuación por un referéndum. Moscú argumenta que este plebiscito hace legal el retorno de la península ucraniana a Rusia.

La UE decretó por consiguiente una serie de sanciones y prohibió a las empresas europeas comerciar o invertir en Crimea.

El grupo industrial ruso Interautomatika, en el que Siemens posee acciones minoritarias que anunció querer ceder hace dos semanas, figura entre las empresas sancionadas.

"Esta sociedad especializada en los sistemas de mando y comunicación para centrales eléctricas firmó contratos para proyectos relacionados con la construcción de centrales eléctricas y la instalación de turbinas de gas" en Crimea, precisó la UE en el texto.

Las otras dos empresas afectadas por las sanciones son la que firmó el contrato de compra con Siemens de las cuatro turbinas y la empresa conjunta a la que fueron transferidas para ser llevadas a Crimea.

Siemens ha iniciado procedimientos legales en Rusia contra la empresa a la que entregó las turbinas y sus responsables.

Las turbinas fueron entregadas el verano de 2016 y debían, según el contrato, servir para la construcción de una central térmica en la península de Taman (sur de Rusia), justo enfrente de Crimea.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP