Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer palestina camina con una niña por la parte vieja de Jerusalén, vigilada por fuerzas de seguridad israelíes, el 14 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Las tensiones entre israelíes y palestinos se reavivaron este domingo en la explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este con la expulsión de varios judíos que querían rezar en el sitio y altercados esporádicos entre fieles palestinos y policías israelíes.

Estos incidentes tuvieron lugar cuando fieles judíos observaban el día de duelo de Tisha Beav, que conmemora la destrucción del Templo por los romanos en el año 70 de nuestra era.

La explanada de las Mezquitas es el tercer sitio sagrado del islam y el primero del judaísmo, que la denomina como monte del Templo. Allí era, según los judíos, donde se encontraba el templo destruido.

Los musulmanes pueden orar a cualquier hora en la explanada y los no musulmanes sólo pueden frecuentar el lugar por la mañana con la condición de no rezar, de acuerdo a reglas tácitas vigentes desde 1967 para evitar las tensiones que, sin embargo, son palpables en cada una de las festividades judías.

Este domingo por la mañana, centenares de judíos se concentraron en la explanada de las Mezquitas y varios de ellos fueron expulsados del sitio tras haber intentado rezar, indicó la policía israelí.

Según el Waqf jordano, la autoridad a cargo del lugar santo, más de 300 judíos entraron a la explanada situada en la Ciudad Vieja en Jerusalén este, la parte palestina ocupada y anexada por Israel.

Entre las 07H00 y 12H00 locales, varios grupos de visitantes judíos, cada uno integrado por una treintena de miembros fuertemente escoltados por la policía israelí, recorrieron las 14 hectáreas de la explanada, la mayoría luciendo símbolos religiosos judíos, con kipá o largos peot (los tradicionales rizos en tirabuzón), según una periodista de AFP presente en el lugar.

Al mismo tiempo, los musulmanes qua accedían al lugar por otras puertas tenían que presentar sus documentos de identidad, y algunos se vieron obligados a dejárselos bajo custodia a los policías israelíes apostados en las barreras dispuestas en el sitio, para luego recuperarlos a la salida.

En ocasión del día de duelo, desde el sábado de tarde hasta el domingo a la misma hora, además decenas de miles de judíos rezaron ante el Muro de los Lamentos, ubicado más abajo de la explanada, y otros muchos lo hicieron ante las puertas de ésta.

Pero algunos grupos, sobre todo del movimiento religioso de derecha nacionalista, llaman a entrar a la explanada. "Siete judíos perturbaron el orden público", indicó la policía. Rezaron o intentaron hacerlo en el lugar sagrado, indicó Honenu, un grupo que milita por el derecho de los judíos a orar en la explanada.

Los palestinos consideran estos actos como una provocación y algunos de ellos "lanzaron consignas" contra los fieles judíos, indicó la policía que afirmó haberlos repelido.

Videos difundidos por los medios de comunicación locales muestran a policías israelíes apuntando sus armas y empujando violentamente a fieles palestinos, tres de los cuales resultaron levemente heridos por lo que fueron transportados en una ambulancia desde la explanada.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP