Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos soldados de la República Democrática del Congo, fotografiados el 15 de junio de 2016 en la localidad de Kimbumba

(afp_tickers)

Nueve civiles, entre ellos cinco mujeres, murieron en una nueva matanza en el territorio de Beni, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), una región donde las masacres ya han costado la vida a más de 600 civiles desde finales de 2014.

El ataque nocturno se produjo en la ciudad de Oicha, en la provincia de Kivu Norte, informó el teniente Mak Hazukay, portavoz de las fuerzas armadas de la RDC.

Esta ciudad de 120.000 habitantes, ubicada en el territorio de Beni, ha sido afectada varias veces por las matanzas ocurridas en la región en los dos últimos años.

Las autoridades congoleñas y la misión de la ONU en RDC —encargada de neutralizar a las decenas de grupos armados en actividad en el este del país— atribuye la responsabilidad de esos ataques a los rebeldes ugandeses musulmanes de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF).

Las ADF, opuestas al presidente ugandés, Yoweri Museveni, están implantadas desde 1995 en el este de la RDC, donde han sido acusadas de graves y reiteradas violaciones de derechos humanos y de librarse al lucrativo tráfico de madera.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP