Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El director general de la policía filipina, Ronald Dela Rosa, se acerca a hablar al presidente del país, Rodrigo Duterte, durante una rueda de prensa el pasado 30 de enero en Manila

(afp_tickers)

Nueve personas, entre ellas tres soldados y un policía, murieron este martes en combates con diez presuntos miembros de la organización islamista Abu Sayyaf en la isla turística de Bohol, al sur de Filipinas.

Las fuerzas de seguridad mataron a cinco hombres armados y se incautaron de fusiles de asalto y explosivos en el lugar de los hechos, anunciaron responsables filipinos.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en un pueblo de una zona remota de Bohol, adonde llegaron el lunes los presuntos miembros de Abu Sayyaf tras remontar un río con lanchas motoras, según varios habitantes. Los choques comenzaron este martes, cuando las fuerzas de seguridad entraron en la localidad.

Bohol es un importante destino turístico de Filipinas, al que los turistas extranjeros suelen acudir para nadar con tiburones ballena, intentar ver tarseros o relajarse en las playas de arena blanca.

En Manila, el portavoz del Ejército, el general Restituto Padilla, indicó que éste había recibido en las últimas semanas información sobre unas "posibles actividades de forajidos" en la zona.

"Nuestras fuerzas, que actuaban basándose en esas informaciones, afrontaron a unos forajidos que, según creemos, pertenecían a Abu Sayyaf", dijo al canal de televisión ABS-CBN. Se trata de la primera operación en Bohol de la organización islamista, que se ha especializado en los secuestros.

"Las fuerzas de seguridad indican que el grupo (Abu Sayyaf) está muy equipado y dispone de armas de gran calibre, pero que está acorralado en una zona aislada" de Bohol, declaró en un comunicado el general Eduardo Ano, jefe del Estado Mayor del ejército filipino.

"Las operaciones prosiguen y enviaremos a más fuerzas para ayudar (...) Esperamos que todo haya terminado a última hora del día", precisó el general Padilla.

- Secuestros -

Abu Sayyaf es una ramificación de la insurrección separatista musulmana que ha causado más de 100.000 muertos desde la década de 1970 en Filipinas, un país compuesto en su gran mayoría por católicos fervientes.

Considerada como una organización terrorista por Washington, Abu Sayyaf fue creada a comienzos de los años 1990 con financiación del grupo yihadista Al Qaida.

Desde su bastión en las islas remotas del sur de Filipinas, donde la mayoría de los habitantes son musulmanes, ha logrado millones de dólares con la extorsión de pedir rescates por personas secuestradas, y algunos analistas lo consideran más como un grupo criminal que como un movimiento ideológico.

El hecho de que jurara lealtad a la organización yihadista Estado Islámico (EI) y prometiera crear un califato ha suscitado más preocupación entre las autoridades, aunque Abu Sayyaf apenas contaría con unos centenares de combatientes.

En los últimos años, el grupo ha secuestrado a decenas de personas en operaciones cada vez más atrevidas, en su mayoría contra barcos extranjeros, y también contra complejos turísticos en el sur del archipiélago filipino y en la vecina Malasia.

Las Embajadas de EEUU y Australia habían advertido hace poco a sus ciudadanos sobre los riesgos de secuestro por "grupos terroristas" en el centro de Filipinas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP