Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos militantes del movimiento chiita Hezbolá portan el féretro de un compañero caído en los combates en la ciudad siria de Alepo, el 27 de noviembre de 2015 en Saksakieh, Líbano

(afp_tickers)

El movimiento chiita libanés Hezbolá anunció haber matado este miércoles a un comandante del Frente Al Nosra, rama siria del grupo yihadista Al Qaida, y a ocho de sus hombres, en el este de Líbano, cerca de la frontera con Siria.

"La Resistencia [Hezbolá] atacó el convoy de Abu Firas al Yubbeh, un responsable del Frente al Nosra, tras haber observado atentamente sus movimientos", dijo Al Manar, la televisión del movimiento libanés.

El canal afirmó que los vehículos circulaban en las afueras de la localidad de Aarsal, que alberga a varios refugiados de la vecina Siria y combatientes opositores al régimen de Bashar Al Asad.

Abu Firas Al Yubbeh y tres de sus combatientes murieron en el ataque contra el convoy, y Hezbolá mató a otros cinco yihadistas cuando intentaban evacuar los cuerpos de los fallecidos.

Al Manar difundió imágenes de un campo árido y pedregoso presentado como el lugar del ataque.

Según el canal, tras el ataque, se produjeron combates con arma automática y mortero entre los yihadistas y Hezbolá, en los que también intervino el ejército libanés.

Este incidente ocurrió ocho días después de que Al Qaida liberara a 16 soldados y policías libaneses, a los que tuvo secuestrados durante más de un año.

Hezbolá, uno de los aliados regionales de Asad, ayuda a las fuerzas gubernamentales en Siria en su guerra contra los rebeldes.

AFP