Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Barack Obama durante un encuentro con comunidades aborígenes en el Ronald Reagan Building de Washington el 5 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El nuevo consejero de comunicación del gobierno israelí, Ran Baratz, nombrado el miércoles por el primer ministro Benjamin Netanyahu, acusó en el pasado de "antisemitismo" al presidente estadounidense Barack Obama, según revelaciones de la prensa.

Desde el nombramiento de Baratz en el puesto estratégico de "consejero para los medios y jefe de la diplomacia pública y de los medios de la oficina del primer ministro", salen a la luz polémicas declaraciones suyas sobre diversas personalidades o temas candentes.

Baratz había dicho en otra ocasión que la edad mental del secretario de Estado estadounidense John Kerry no superaba la de un niño de 12 años. También atacó al presidente israelí Reuven Rivlin diciendo que ni siquiera el Estado Islámico lo aceptaría como rehén.

"La forma en que Obama habla del discurso de Netanyahu muestra la cara moderna del antisemitismo en los países occidentales y liberales", había escrito Baratz en su página Facebook.

La revelación de las declaraciones de Baratz llega cuatro días antes de que el presidente estadounidense reciba en Washington a Netanyahu, tras meses de tensas relaciones.

Ante los posibles daños diplomáticos, el primer ministro israelí se distanció de Baratz, al asegurar que descubría estas declaraciones "por primera vez" tras el anuncio de su nombramiento. Estas palabras "son inapropiadas y no reflejan mis posiciones ni las políticas del gobierno", dijo en Twitter.

Baratz, de 42 años, presentó sus disculpas en Facebook "por los comentarios hirientes (...) sobre el presidente de Israel, el presidente de Estados Unidos y otras figuras públicas". "Siento no haber informado antes al primer ministro", añadió.

La Casa Blanca subrayó, no obstante, la responsabilidad de Netanyahu. "Las decisiones del primer ministro sobre los miembros de su gobierno, las personas que lo representan y representan su país son decisiones que tomará el mismo", declaró Josh Earnest, portavoz de Obama.

Pero este incidente fue el objeto de una conversación telefónica el jueves entre Netanyahu y John Kerry, indicó el portavoz del departamento de Estado John Kirby. Este último calificó los comentarios del consejero israelí de "insultantes", máxime cuando viene de uno de los "aliados más próximos" de Washington.

"Hemos entendido que el primer ministro [israelí] reexaminará este nombramiento a su regreso de la visita a Estados Unidos", añadió Kirby.

En 2004, Baratz, que vivía en una colonia de Cisjordania ocupada, había llamado a construir un templo judío en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén y proponía que no se autorizara a los musulmanes rezar en ese lugar ultrasensible de Jerusalén.

AFP