Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El flamante ministro de Hacienda de Brasil, Nelson Barbosa durante rueda de prensa el Palacio de Planalto (sede de gobierno) en Brasilia, el 18 de diciembre de 2015.

(afp_tickers)

El flamante ministro de Hacienda de Brasil, Nelson Barbosa, prometió este viernes trabajar para conseguir estabilidad fiscal, reducir la inflación y sacar al país de la recesión, en un mensaje tranquilizador para los mercados.

"Solo con estabilidad fiscal vamos a tener un crecimiento sustentable (...) Vamos a promover el equilibrio fiscal, el control de la inflación y el crecimiento de la economía", dijo Barbosa en conferencia de prensa.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff anunció este viernes la salida del economista ortodoxo Joaquim Levy del ministerio de Hacienda y su reemplazo por Barbosa, quien conducía la cartera de Planificación, en el último capítulo de la crisis política y económica que atraviesa el país.

Levy, amigo de los mercados y exfuncionario del FMI, parecía aislado en el gobierno y había dado claras señales de que su tiempo en el gabinete de la izquierdista Rousseff había terminado.

Barbosa, un economista más afín a las ideas desarrollistas y a una política fiscal menos restrictiva, tendrá la tarea de conducir un país que proyecta una contracción del 3,1% este año y una del 1,9% el próximo, con desempleo creciente y una inflación anualizada del 10,48%.

"El foco de la política económica sigue siendo promover el reequilibrio fiscal, elevando el resultado primario de la Unión. Porque la estabilidad fiscal es una condición necesaria para retomar el crecimiento", insistió Barbosa.

El nuevo ministro aseguró asimismo que es preciso continuar el esfuerzo para hacer reformas de largo plazo, "no solo el ajuste fiscal sino la reforma fiscal" y controlar los denominados "gastos obligatorios" fijados por ley o enmienda constitucional, por ejemplo la previsión social, que representa un 47% del gasto primario federal.

"Tengo la total confianza que la economía brasileña, que es la séptima del mundo y tiene 204 millones de habitantes, tiene capital humano, capital físico y 'expertise' para superar los desafíos", afirmó el ministro de 46 años.

Barbosa será reemplazado a su vez en el ministerio de Planificación por Valdir Moysés Simão.

AFP