Navigation

Nuevo presidente de Argelia asume el cargo frente a la oposición de las calles

Abdelmadjid Tebboune, presidente electo de Argelia, da un discurso en su toma de posesión en Argel el 19 de diciembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 19 diciembre 2019 - 16:32
(AFP)

El nuevo presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, prestó juramento y asumió la presidencia del país este jueves, una semana después su elección, que provocó el rechazo de los manifestantes partidarios de una renovación total de la clase política.

El nuevo mandatario recibió hoy al Primer ministro Noureddine Bedoui, quien le "presentó su dimisión y ésta fue aceptada", según un comunicado de la presidencia argelina, citado por la agencia oficial de prensa APS.

Tebboune, de 74 años, fue elegido en la primera vuelta de los comicios para reemplazar a Abdelaziz Buteflika, del que fue primer ministro y que se vio obligado a dimitir en abril debido a una fuerte protesta ciudadana llamada "Hirak", en árabe, y que se mantiene hasta hoy.

Tebboune deberá hacer frente a estas manifestaciones, que reclaman el desmantelamiento y la renovación profunda de la clase política, reivindicaciones negadas de plano hasta ahora.

Los manifestantes ven en Tebboune como una prolongación de Buteflika y no consideran legítima su elección. La abstención en los comicios del 12 de diciembre fue récord.

"Las elecciones se celebraron en un clima tranquilo y sereno y van a conducirnos hacia una Argelia nueva como lo pide el pueblo", dijo este jueves Abdelkader Bensalah, que lideraba hasta ahora el gobierno de transición.

Ganador de la controvertida elección presidencial el 12 de diciembre, Tebboune asumió el cargo el jueves en una ceremonia solemne celebrada en Argel.

Con la mano derecha sobre el Corán, pronunció la larga fórmula prevista en la Constitución, jurando en particular "respetar y glorificar la religión islámica, defender la Constitución, velar por la continuidad del Estado", pero también "actuar con vistas a la consolidación del proceso democrático y respetar la libre elección del pueblo".

- "Consenso nacional" -

"Renuevo mi compromiso de tender la mano a todos" para poner en práctica las reivindicaciones de Hirak "en el marco de un consenso nacional", declaró este jueves Tebboune, reiterando su intención de modificar la Constitución.

Antes de la ceremonia, el presidente del Consejo Constitucional Kamel Fenniche dio lectura ante un grupo de dignatarios, entre ellos sus cuatro desafortunados adversarios: Abdelkader Bengrina, Ali Benflis, Azzedine Mihubi y Abdelaziz Belaida, de los resultados definitivos, que consagran la elección de Tebboune con el 58,13% de los votos.

En la práctica, Bensalah, presidente de la Cámara Alta, asumió el cargo de presidente desde la partida de Buteflika, mucho más allá del plazo máximo de tres meses previsto en la Constitución.

Tebboune es un antiguo y fiel partidario de Buteflika, de quien fue ministro durante mucho tiempo, y luego efímero primer ministro, antes de ser destituido al cabo de tres meses y caer en desgracia.

Pero para el "Hirak" este funcionario de carrera sigue siendo un puro representante del "sistema" al frente del país desde su independencia en 1962. Un "sistema" del que la calle quiere deshacerse.

Por su parte, Tebboune prometió a la juventud –espina dorsal del "Hirak", en un país donde los menores de 30 años representan más del 53% de la población– un nuevo gobierno con "ministros jóvenes que no superen los 26 y 27 años".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.