Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Gente pasando por delante del Parlamento en el centro de Londres, el 25 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

La inmigración en el Reino Unido alcanzó un nuevo récord en el año anterior a junio de 2015, con España como uno de los principales emisores y receptores, pese a las promesas del primer ministro, David Cameron, de reducirla.

La migración neta entre junio de 2014 y junio de 2015 fue de +336.000, resultado de la llegada de 636.000 inmigrantes y la salida de 300.000 emigrantes, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Es la más alta desde que existen registros y supone un incremento del 32% respecto al período anterior, entre junio de 2013 y 2014.

"La migración neta se incrementó tanto por los ciudadanos de la UE como los ciudadanos de países que no son de la UE, con la mayoría de ellos viniendo al Reino Unido para trabajar y estudiar", constató Jay Lindop, responsable de estadísticas de población en la ONS.

La crisis y el desempleo en España la han convertido en uno de los principales focos de emigrantes al Reino Unido, aunque también es uno de los principales destinos de los que se van del país. Así, en 2014 fue el quinto país de procedencia de la gente que se instaló en el Reino Unido, con 31.000 personas, el 5%, detrás de India, China, Rumanía y Polonia.

Cabe decir, que de esos 31.000, el 26% eran británicos que regresaban. En compensación, 17.000 residentes en el Reino Unido se fueron a España en 2014: el 6% de todos los emigrantes y el quinto destino favorito después de Australia, Francia, China y Polonia.

La inmigración es uno de los problemas políticos más candentes en Reino Unido y uno de los motivos del malestar de muchos británicos con la Unión Europea, de donde vienen muchos trabajadores.

Este malestar pesará en el referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE que debe celebrarse en una fecha por determinar antes de que acabe 2017.

Cameron prometió en su primera legislatura reducir a "unas decenas de miles" la migración neta.

AFP