Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una vista aérea de la Gran Barrera de Coral en las islas Whitsunday de Australia tomada el 20 de noviembre de 2014

(afp_tickers)

Los ecologistas australianos presentaron el lunes un nuevo recurso ante la justicia después que Camberra autorizara de nuevo un controvertido proyecto minero del grupo indio Adani, al estimar que no se tuvo en cuenta su impacto en la Gran Barrera de Coral.

El proyecto, cuyo valor asciende a unos 16.500 millones de dólares australianos (10.450 millones de euros), ha sido el blanco de las críticas de los grupos defensores del medio ambiente.

Para los ecologistas, el carbón producido contribuirá al calentamiento global, pero también afectará el mayor arrecife coralino del mundo, clasificado como patrimonio de la Humanidad, ya que la materia prima deberá transitar por un puerto cercano.

El proyecto, al que el gobierno australiano dio su segundo visto bueno el 15 de octubre, después de que la justicia lo invalidara una primera vez, prevé la explotación de una mina de carbón en el estado de Queensland, que se convertiría en una de las más grandes del mundo.

La Fundación Australiana para la Conservación (FAC) anunció haber interpuesto un recurso ante el Tribunal Federal contra la nueva autorización del ministro de Medio Ambiente, Greg Hunt. "Es un recurso histórico. Es la primera vez que intentamos probar las obligaciones del ministro de Medio Ambiente en lo que respecta al patrimonio mundial", declaró Geoff Cousins, de la FAC, quien destacó también "las consecuencias que el cambio climático produce en la Gran Barrera de Coral, debido a la contaminación procedente de la combustión de carbón".

El grupo indio Adani aseguró, por su parte, que respeta sus compromisos en materia de protección de especies y acusó a las ONG de querer dilatar el proceso.

La mina debe producir cada año 60 millones de toneladas de carbón térmico. El proyecto prevé también la construcción de 189 kilómetros de ferrocarriles para transportar la materia prima.

Adani procederá paralelamente a la ampliación de un puerto de carbón en Abbot Point, con el objetivo de exportarla.

Según los ecologistas, la Gran Barrera de Coral ya se encuentra amenazada por el cambio climático, las escorrentías agrícolas, el desarrollo económico o la proliferación de un tipo de estrella de mar que destruye los corales.

En 2013, la UNESCO expresó su inquietud por las amenazas crecientes contra este enclave natural de 345.000 km2, el mayor emplazamiento coralino del mundo, de una enorme riqueza marina y declarado en 1981 patrimonio de la Humanidad.

Australia presentó a finales de marzo un plan de preservación en 35 años que prohíbe de forma total y definitiva todo vertido de residuos de dragado en las cercanías de la Gran Barrera y fija objetivos en materia de calidad del agua y protección de la vida marina.

AFP