La aprobación del nuevo tratado norteamericano de libre comercio (T-MEC) requerirá mucho trabajo para que sea votado por los congresistas demócratas, dijo el jueves la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

"Debe ser mejorado mucho en términos de cumplimiento" de sus normas, dijo Pelosi, una demócrata de California. "Pienso que estamos haciendo avances", añadió.

Las negociaciones con la administración del presidente Donald Trump para mejorar las garantías ante la competencia de los trabajadores mexicanos -una demanda clave de los sindicatos estadounidenses- continuarán pero aún no hay un texto como para ser votado, dijo Pelosi.

"Muchos nos urgen a someterlo a debate. No hay nada que someter a debate. No tenemos un proyecto", añadió.

Pelosi dijo que los cambios en las normas de cumplimiento deberían estar incluidas dentro del propio texto del tratado y no en un texto anexo.

A casi un año de aprobado, el T-MEC, un modernización del TLCAN vigente desde 1994, solo ha sido ratificado por México. Para que entre en vigor se requiere la aprobación de los poderes legislativos de Estados Unidos y Canadá.

El esfuerzo por ratificar el T-MEC es una de los temas principales del Congreso estadounidense, cuando falta casi un año para las elecciones presidenciales. Los demócratas parecen recelosos de darle una carta de victoria al presidente Donald Trump que buscará renovar su mandato.

Canadá está procesando la ratificación mientras que en Estados Unidos los demócratas que controlan la Cámara de Representantes sostienen que son insuficientes las reformas laborales mexicanas, que supuestamente deberían servir para proteger a la industria estadounidense frente a una mano de obra más barata.

Informes de prensa indicaron que el miércoles el Representante Comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer envió una detallada respuesta a las preocupaciones planteadas por congresistas encabezados por Pelosi. Eso podría iniciar el esfuerzo para ratificar el tratado.

"Hicimos una oferta. Ellos hicieron una oferta. Ahora hay que sentarse" a discutir, dijo Pelosi.

Este jueves, ante el Capitolio de Washington, legisladores demócratas y republicanos se sumaron a una manifestación de granjeros que demandan una rápida aprobación del T-MEC.

Los agricultores sufren las consecuencias de las represalias comerciales adoptadas por países a los que Trump les impuso mayores aranceles. Esas represalias, especialmente las de China y la Unión Europea, derribaron las exportaciones de productos como la soja o el maíz.

Ese perjuicio hace que congresistas que representan a zonas rurales presionen para normalizar las relaciones comerciales de Estados Unidos.

"Estamos muy cerca. Confío en que lo haremos", dijo el representante Henry Cuellar, cuyo bastión electoral es Texas, en la frontera con México. "Pelosi lo someterá a votación", añadió.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes