Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las fuerzas de seguridad israelíes y unos paramédicos evacuan a un palestino herido tras haber llevado a cabo un ataque con un cuchillo el 2 de noviembre de 2015 en Netanya (Israel)

(afp_tickers)

Cuatro israelíes resultaron heridos este lunes cerca de Tel Aviv en dos ataques con arma blanca cometidos por palestinos, que se añaden a varios otros ocurridos en el último mes en Jerusalén, Israel y la Cisjordania ocupada.

Además, cerca de Jerusalén hubo choques entre policías israelíes y estudiantes palestinos de la universidad Al Quds en Abu Dis, tras una manifestación al pie del muro erigido por Israel que separa a este sector de la Santa ciudad.

Este lunes, un palestino acuchilló a un israelí de unos 70 años en Netanya, al norte de Tel Aviv, tras lo cual fue "neutralizado" por disparos de un agente de seguridad, anunció la policía israelí.

La víctima sufrió heridas de gravedad, agregó la policía, en el tercer ataque con arma blanca de un palestino contra israelíes durante la jornada de este lunes.

"Un palestino originario de Tulkarem (Cisjordania), de 22 años de edad, apuñaló a un hombre de 70", informó la policía. "La policía disparó al agresor, 'neutralizándolo'", añadió.

La ciudad de Netanya está ubicada a unos 30 kilómetros al norte de Tel Aviv.

Asimismo, en la jornada, otro palestino hirió con un cuchillo a tres israelíes, uno de ellos de gravedad, en Rishon LeZion, al sur de Tel Aviv, antes de ser detenido por la policía, indicó esta última.

Este palestino de 19 años originario de Hebrón, en Cisjordania ocupada, apuñaló a un civil en la calle, siguió caminando y agredió a otra persona, antes de entrar a una tienda en la que acuchilló a otro individuo, explicó la fuente.

Nueve israelíes, 68 palestinos -casi la mitad de ellos presuntos agresores- un árabe israelí y un eritreo han muerto durante la ola de violencia que comenzó el 1 de octubre, y que hace planear el espectro de una nueva intifada.

AFP