Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías israelíes chocan con manifestantes palestinos cerca de la explanada de las Mezquitas en Jerusalén, el 18 de julio de 2017

(afp_tickers)

Nuevos enfrentamientos entre cientos de palestinos y policías israelíes tuvieron lugar el martes cerca de la explanada de las Mezquitas en Jerusalén, por tercer día consecutivo desde que Israel instalara detectores de metales en las entradas del lugar santo.

Los policías hicieron uso de balas de goma y de granadas aturdidoras para dispersar a los manifestantes, que momentos antes habían rezado delante de la puerta de los Leones de la Ciudad Vieja en Jerusalén Este, constató un fotógrafo de la AFP.

Israel instaló detectores de metales en las entradas de la explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del islam, después de que el viernes tres árabes israelíes mataran a tiros dos policías, antes de huir y ser abatidos.

Para protestar contra la instalación de los detectores de metales los fieles musulmanes no suben a rezar a la explanada desde el domingo y las autoridades religiosas palestinas lanzaron un llamamiento en este sentido.

El martes, por tercer día consecutivo, decenas de musulmanes rezaron en el exterior del lugar, en el que se eleva el Domo de la Roca y la mezquita Al Aqsa.

La policía israelí afirmó que hubo musulmanes que fueron el martes a rezar a la explanada, pero sin dar una estimación del número de ellos. El lugar parecía sin embargo poco frecuentado.

La explanada de las Mezquitas es igualmente venerado por los judíos como el Monte del Templo.

El primer ministro palestino Rami Hamdalá consideró la instalación de los detectores de metales como una "medida peligrosa que dará lugar a poner en cuestión nuestra libertad de culto y constiuirá una obstrucción a la libre circulación de los fieles".

Israel asegura que no tiene la intención de modificar las reglas tácitas de un statu quo según el cual los musulmanes puden subir a cualquier hora a la explanda y los judíos pueden entrar a algunas horas pero no pueden rezar allí.

Cerca de Hebron en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde hace 50 años, un palestino de 30 años embistió el martes con su coche a dos soldados israelíes a los que hirió levemente antes de ser abatido.

Desde octubre de 2015, Israel y los territorios palestinos son presa de la violencia, que ha provocado la muerte de 283 palestinos, 44 israelíes, dos estadounidenses, dos jordanos, un eritreo, un sudanés y un británico, según un recuento de la AFP.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP