Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, en un acto en la Casa Blanca, en Washington, el 14 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El presidente Barack Obama se mostró convencido de que el próximo gobierno estadounidense levantará el embargo a Cuba, en una entrevista a la cadena CNN En Español divulgada este lunes, a una semana de su histórico viaje a la isla para coronar el deshielo bilateral.

En la entrevista, además de abundar sobre los avances de la política de acercamiento hacia Cuba, Obama alabó al gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, mientras se mostró preocupado por la situación en Venezuela.

"Mi firme predicción es que en algún momento el gobierno del próximo presidente, ya sea demócrata o republicano, derogará el embargo", dijo el mandatario, quien viajará junto a la primera dama, Michelle Obama, a Cuba del 21 al 22 de marzo para sellar el proceso de acercamiento entre Washington y La Habana iniciado en diciembre de 2014, tras medio siglo de enemistad.

"Tiene sentido para nosotros poder vender en Cuba, hacer negocios con los cubanos, mostrarles nuestras prácticas comerciales, cómo tratamos a los trabajadores, cómo nos enfocamos en los temas de derechos humanos, lo que ayudará a producir los tipos de cambios que se necesitan" en la isla, señaló Obama.

Impuesto por Washington en 1962, el embargo prohíbe casi todo comercio de Estados Unidos con Cuba y solo puede ser levantado por el Congreso, actualmente dominado por la oposición republicana.

Obama ha llamado a los legisladores a revertir el embargo, mientras que ha emitido una serie de reformas regulatorias que están bajo atribuciones del poder Ejecutivo, para flexibilizar algunas sanciones.

- Presión por DDHH -

El mandatario garantizó que durante su visita a Cuba, la primera de un mandatario estadounidense en 90 años, se reunirá con "disidentes" y "críticos del gobierno" para continuar "presionando" por el respeto de "la libertad de expresión, de reunión, religiosa".

"No nos hacemos ilusiones de que el régimen de los Castro, o Cuba cambien de la noche a la mañana, pero las políticas que implementamos" han sido bien recibidas por el pueblo cubano y por "los cubanoestadounidenses" que "reconocen que este tipo de interacción podría traer aparejadas grandes oportunidades y transformaciones en el interior de Cuba".

Tras visitar la isla, Obama continuará su viaje a Buenos Aires para entrevistarse con el presidente Mauricio Macri, quien, afirmó, "quiere brindar el tipo de apertura, transparencia, competitividad, progreso adentro de Argentina" que pueden dar paso a una prosperidad "que no ha ocurrido por mucho tiempo".

A diferencia de su antecesora, Cristina Kirchner, que "tenía políticas antiestadounidenses", Macri "reconoce que estamos en una nueva era", dijo.

- Preocupación por Venezuela -

Con respecto a Venezuela, Obama subrayó su preocupación por la situación económica del país, golpeado por la escasez de alimentos y medicinas y la alta inflación.

"Cuanto antes el pueblo venezolano pueda elegir un gobierno que ellos confíen en que es legítimo, y pueda comenzar a implementar políticas económicas que los saquen de la espiral en la que están, tanto mejor será para todos nosotros", indicó.

Obama decidió a principios de mes extender por un año un decreto que declara a Venezuela "una amenaza", aduciendo que Caracas viola los derechos humanos y persigue a sus opositores, lo que irritó al gobierno de Nicolás Maduro, que decidió retirar a su principal representante diplomático en Washington.

"Queremos que el pueblo venezolano salga airoso", pero para eso debe "resolver algunos de los problemas de gobernanza" que los agobian "desde hace bastante tiempo", agregó.

Hablando en general de la región, Obama saludó que, en contraste con la situación a su llegada a la Casa Blanca, en 2009, cuando todavía vivía el presidente venezolano Hugo Chávez y su alianza ALBA de países de izquierda iba "en ascenso", hoy existe en América Latina "un mayor respeto de Estados Unidos y una percepción de que estamos interesados en ser socios fuertes, en pie de igualdad".

Y en parte eso se debe a haber evaporado el "irritante" en la región que suponía la enemistad con Cuba, el último "vestigio de la Guerra Fría".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP