Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, habla sobre el acuerdo Transpacífico (TPP) en Washington, el 6 de octubre de 2015.

(afp_tickers)

El presidente estadounidense Barack Obama dijo el martes confiar en la validez y beneficios del acuerdo de libre comercio (TPP) entre 12 países del Pacífico, comenzando así la presión para su ratificación.

"Dije en repetidas ocasiones que se firmaría un acuerdo y que presentaría un acuerdo al Congreso solamente si podía estar absolutamente seguro de que era bueno para los trabajadores estadounidenses y bueno para las empresas estadounidenses, bueno para los agricultores estadounidenses, bueno para los ganaderos estadounidenses y bueno para los fabricantes estadounidenses", dijo Obama un día después de la suscripción.

En un encuentro con líderes de los sectores de negocios y agricultura, Obama mostró claramente que intenta ahora convencer al Congreso y el sector privado de las bondades del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, en inglés), que sería la mayor zona de libre comercio del mundo.

"Nosotros hemos alcanzado esos estándares en este acuerdo", subrayó Obama.

Aunque los detalles del acuerdo probablemente no se harán públicos durante semanas, los líderes del Congreso -donde los demócratas de Obama enfrentan a una mayoría republicana- ya han expresado reservas sobre el TPP, al que se presenta como la mayor asociación comercial "hecha para el siglo 21"

Obama destacó que el Congreso, la población y las partes interesadas podrán ver la totalidad del acuerdo antes de que sea votado en el legislativo, que se espera lo someta a discusión durante al menos tres meses.

Negociado en secreto, el TPP tiene unos 30 capítulos sobre tópicos de protección de la propiedad intelectual hasta el manejo de disputas con inversores extranjeros para hacerles cumplir los derechos laborales, y una serie de acuerdos anexos relativos a recortes arancelarios específicos entre los miembros.

"Va a ser un largo, sano proceso de discusión y consultas y de debates antes de que esto sea sometido efectivamente a votación", dijo Obama.

AFP