Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, reacciona con un gesto durante una conferencia de prensa en el centro de Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, en París, el 1 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

El presidente estadounidense, Barack Obama, se mostró este martes "optimista" respecto al éxito de la conferencia del clima de París (COP21), al tiempo que calificó la lucha contra el calentamiento global de "imperativo" para la economía y la seguridad.

Si el calentamiento global continúa, "entonces tendremos que dedicar, en poco tiempo, cada vez mayores recursos económicos y militares (...) para adaptarnos a las consecuencias de un planeta que cambia", dijo Obama, quien urgió a "afrontar ahora" la amenaza global del cambio climático.

"El cambio climático es un enorme problema, es un problema generacional y, a pesar de todo, (...) pienso que conseguiremos solucionarlo", añadió.

La conferencia del clima de París (COP21), inaugurada oficialmente el lunes con la intervención de unos 150 mandatarios internacionales, busca alcanzar un acuerdo para frenar el calentamiento global a 2ºC como máximo respecto a los niveles de la era preindustrial.

El presidente estadounidense abogó por dotar de "un precio al carbono", para así favorecer las energías renovables y animar a las empresas a limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

"Si le dan un precio [al carbono], todo el mercado responderá" a esta señal, declaró.

En París, "buscamos un acuerdo que garantice que los países en vías de desarrollo dispongan de los recursos necesarios para evitar un desarrollo sucio (...) y que las naciones más vulnerables al cambio climático tengan los recursos para adaptarse", explicó.

AFP