Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Obama, antes de ingresar al Air Force One en la base de Maryland, el 31 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Barack Obama partió este miércoles de Washington en su undécimo y último viaje a Asia, que lo llevará a China, para la cumbre del G20, y luego a Laos, una visita inédita para un presidente estadounidense.

El avión presidencial Air Force One despegó de la base militar Andrews, en Maryland, poco antes de las 11H00 de la mañana (15H00 GMT).

"Creo que hay tres grandes asuntos de la presidencia estarán en el centro del viaje: cambio climático, la economía mundial y la región Asía Pacífico", resumió el asesor de Obama, Ben Rhodes.

Luego de una breve escala en el estado de Nevada, el presidente estadounidense parará en Hawái, su lugar de nacimiento, y donde hablará durante el Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Obama viajará luego al pequeño atolón de Midway, en medio del Océano Pacífico, en el corazón de una inmensa reserva marina de la cual acaba de anunciar la cuadruplicación de su superficie.

De 1,5 millones de kilómetros cuadrados, lo que representa cuatro veces el tamaño de California, y conocida como Papahanaumokuakea, esta área protegida, donde la pesca estará desde ahora prohibida, abarca unas 7.000 especies marinas autóctonas.

La próxima parada será Hangzhou, en el este de China, para participar en la cumbre del G20.

En la cita, se espera especialmente un cara a cara con su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, para tratar la situación en Siria, complicada tras la intervención turca.

- Primer presidente de EEUU en Laos -

Esta decimoprimera gira de Obama por Asia es parte del famoso viraje de Estados Unidos hacia esa región, a la que la política exterior y económica de Washington colocó entre sus prioridades.

Y será la última del mandatario a esa región, a cinco meses de que abandone la Casa Blanca.

El 5 de septiembre, Obama llegará a Laos, en lo que será la primera visita de un presidente estadounidense a este país comunista, que ejerce este año la presidencia de Asean (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático).

Durante la cumbre del grupo regional con Estados Unidos, Obama pronunciará un discurso en el que debería una vez más elogiar las ventajas del acuerdo de libre comercio transpacífico (TPP), asediado por todos lados del espectro político estadounidense y que aún debe sortear la barrera del Congreso.

A principios de mes, Obama defendió el TPP, al asegurar que es un arma contra la influencia de China en Asia.

Obama tiene además previsto un cara a cara con el virulento presidente filipino Rodrigo Duterte, quien ha multiplicado sus declaraciones punzantes y ha amenazado en varias oportunidades romper relaciones con Washington.

Luego visitará la pequeña ciudad norteña de Luan Prabang, antigua capital real de Laos en la cual participará de un foro de preguntas y respuestas con jóvenes laosianos.

Laos es el país del mundo sobre el que han caído más bombas por habitante, cuando la guerra de Vietnam se desbordó sobre su territorio entre 1964 a 1973. Alrededor del 30% de ellas no explotó y unas 50.000 personas han muerto desde el final de la guerra.

Washington y Vientián, que por años mantuvieron relaciones tensas, evocaron en los últimos meses un reforzamiento del programa estadounidense de desminado y desarme de esos dispositivos explosivos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP