Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla con sus asistentes mientras camina por el jardín de la Casa Blanca, en Washington, el 14 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pronunciará el próximo martes en La Habana un histórico discurso dirigido al pueblo cubano, en el que se propone exponer su visión sobre el futuro de la relación bilateral, informó la Casa Blanca.

El discurso de Obama "será un momento muy importante" en la visita de Obama, dijo este miércoles en una conferencia de prensa Ben Rhodes, asesor del mandatario estadounidense y uno de los negociadores iniciales de la reaproximación entre los dos países.

Obama hará ese discurso en el tradicional teatro habanero Alicia Alonso, dijo Rhodes, y añadió que, por el momento, las autoridades cubanas no expresaron ninguna objeción a que la alocución sea transmitida en directo por radio y televisión a todo el país.

En ese discurso, Obama se propone "describir el curso en que están actualmente las relaciones, pasar revista a la complicada historia común pero también mirar hacia adelante", dijo Rhodes.

"Queremos llegar a todos los cubanos, los de la isla y también a los integrantes de la comunidad cubano estadounidense", añadió.

El presidente estadounidense quiere hacer un balance "de la muy complicada historia entre los países, pero también mostrar cómo vemos el futuro de esta relación", acotó.

Con relación a la posibilidad de que el discurso de Obama sea efectivamente transmitido en directo a todo el país, el funcionario dijo que "no esperamos problemas, incluso porque entendemos que los propios cubanos están interesados en escuchar aquello que el presidente tiene para decir".

- Cena en Palacio de la Revolución -

Obama -acompañado de toda su familia- llegará a La Habana en la tarde del domingo y seguidamente realizará un paseo por La Habana Vieja acompañado por el cardenal católico Jaime Ortega, arzobispo de La Habana.

La visita oficial arrancará el lunes, con un encuentro bilateral con el presidente Raúl Castro y en la tarde la agenda de Obama contempla la participación en una serie de paneles sobre iniciativa privada, con microempresarios cubanos y estadounidenses.

En la noche del lunes, Obama y Raúl Castro, acompañados de sus familias y delegaciones, compartirán una cena en el Palacio de la Revolución.

Obama se reunirá el martes con representantes de la sociedad civil cubana, incluidos disidentes.

"Fui invitada a esa reunión", dijo en La Habana a la AFP la líder de las opositoras Damas de Blanco, Berta Soler.

También confirmaron que fueron invitados por Estados Unidos a una "reunión de alto nivel", los disidentes Manuel Cuesta Morúa, José Daniel Ferrer, Guillermo Fariñas y Miriam Leiva.

Berta Soler, sin embargo, afirmó que "es muy temprano" para confirmar que ella acudirá al encuentro con Obama, tras haber rechazado asistir a una reunión similar con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en agosto.

El martes, al final de la jornada, Obama acompañará un juego de béisbol entre la escuadra cubana contra los Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas.

Los dos países, dijo Rhodes, "comparten el amor por el béisbol" y además el deporte es parte de una herencia común.

Una de las negociaciones entre Washington y La Habana se concentra específicamente en la posibilidad de que peloteros cubanos puedan actuar y recibir salario en equipos estadounidenses sin necesariamente emigrar de su país.

Entre tanto, en la capital cubana la esposa de Obama, Michelle, tendrá encuentros con muchachas estudiantes de secundaria, informó Rhodes. En esos encuentros, la primera dama estadounidense llevará a los estudiantes cubanos preguntas "formuladas por alumnos de escuelas estadounidenses, sobre formas de profundizar la cooperación entre los dos países".

Al final de la visita oficial a Cuba, Obama y su delegación se trasladarán a Buenos Aires, donde el mandatario estadounidense tendrá una reunión bilateral con el presidente Mauricio Macri.

En Buenos Aires, Obama "honrará la memoria de las víctimas de la guerra sucia, y de aquellos que defendieron los derechos humanos durante ese período", dijo Mark Feierstein, responsable por el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional.

Además de la reunión con Macri, Obama tiene previsto un encuentro con jóvenes argentinos, y un viaje con su familia a la ciudad sureña de Bariloche, en la zona andina, "para una visita a una de las regiones más espectaculares" del país, de acuerdo con Feierstein.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP