Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, responde una pregunta en la Casa Blanca, Washington, el 6 de mayo de 2016

(afp_tickers)

El presidente estadounidense, Barack Obama, recibirá este viernes a los gobernantes de los cinco países nórdicos (Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia) para reforzar la cooperación, desde el clima al terrorismo, con las recurrentes tensiones con Rusia como telón de fondo.

Varias veces en las últimas semanas, aviones rusos se han aproximado a buques o aviones militares estadounidenses en el mar Báltico. Sin embargo, Washington ha evitado cuidadosamente dramatizar estos incidentes, en virtud de sus anhelos de una 'normalización' en esta región que Moscú considera como su zona de influencia.

El encuentro con los gobernantes de estos cinco países, que en conjunto tienen unos 27 millones de habitantes, permitirá resaltar "el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Europa, los intercambios transatlánticos y la promoción de los valores democráticos comunes", según la Casa Blanca.

"Estados Unidos y la OTAN juegan desde hace décadas un rol central en el mantenimiento de la seguridad en Europa. Los países nórdicos le conceden una gran importancia", destacaron, en una columna común publicada en el Huffington Post, los embajadores de esos cinco países en Washington.

Dinamarca, Islandia y Noruega son miembros de la alianza atlántica. Finlandia, que comparte una frontera de más de 1.300 kilómetros con Rusia y se inquieta de la actividad militar rusa en la región, evalúa una eventual adhesión.

Según un informe de expertos encargado por Helsinki, una adhesión debería hacerse al mismo tiempo que Suecia, para evitar que el país se encontrara en una posición de "puesto de avanzada" sin continuidad territorial con la OTAN.

Para disipar los temores de países de Europa Oriental de una eventual agresión rusa después de la anexión de Crimea por parte de Moscú y la ofensiva de separatistas pro-rusos en Ucrania, la OTAN desplegó en el flanco este de Europa medios militares suplementarios y multiplicó los patrullajes y ejercicios.

Además de las cuestiones ligadas a Rusia, Obama y los cinco gobernantes nórdicos deberían consagrar una parte importante de sus debates a la lucha contra el calentamiento climático.

"Esos países están enfrentados, en muchos aspectos, a impactos más graves que nosotros", destacó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, precisando que los líderes nórdicos desean manifestar su voluntad común de poner en práctica el acuerdo internacional alcanzado en París en diciembre sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta cumbre de un día, que sigue a una reunión similar efectuada en septiembre de 2013 en Suecia, culminará con una cena de Estado en los salones de la Casa Blanca.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP