Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se dispone a hacer una declaración en el colegio Indian Springs de San Bernardino, en California, el 18 de diciembre de 2015, tras reunirse con las familias de las víctimas del ataque

(afp_tickers)

El presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió el viernes por la noche en California con las familias de las víctimas del atentado de San Bernardino, que dejó 14 muertos y 26 heridos, destacando que representaban "la fuerza, la unidad y el amor" que existen en Estados Unidos.

Obama y su esposa, Michelle, que hicieron una escala en California de camino a Hawai, donde pasarán sus vacaciones de Navidad, pasaron tres horas con los parientes de las víctimas y algunas de las primeras personas que concurrieron al lugar del atentado. La pareja presidencial expresó su admiración por las reacciones de muchos de ellos por transmitir valores de tolerancia y respeto. "En tan difíciles momentos para ellos y para toda la comunidad, fueron representativos de la fuerza, la unidad y el amor que existen en esta comunidad y en este país", declaró el presidente.

"Cuando ingresamos en el período de Navidad, seguimos vigilantes para prevenir nuevos atentados, insistimos en el hecho de que estos tiroteos en lugares públicos son inaceptables, no debemos olvidar todo el bien que existe aquí", agregó.

Syed Farook y su mujer, Tashfeen Malik, pareja de origen paquistaní, abrieron fuego el 2 de diciembre con un fusil de asalto en un almuerzo de Navidad de los empleados de servicios sanitarios del condado californiano de San Bernardino, donde trabajaba Syed Farook.

Se cree que esta pareja de musulmanes radicalizados o se inspiró en el grupo Estado Islámico o estaba dirigida por éste.

El gobernador California, Jerry Brown, declaró el viernes el estado de emergencia en el condado de San Bernardino. La medida permite a este estado de la costa oeste de Estados Unidos asignar fondos al departamento de Salud local "hasta que el condado pueda retomar los niveles normales de funcionarios", al tiempo que suspende las tarifas por trámites como "copias de certificados de defunción para cualquier persona que haya sufrido la pérdida de un familiar debido al ataque terrorista".

AFP