Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas de seguridad iraquíes avanzan por el pueblo de Al Buseif, al sur de Mosul, durante una ofensiva para recuperar el oeste de la ciudad, tomado por el grupo Estado Islámico (EI), el pasado 21 de febrero al norte de Irak

(afp_tickers)

Ocho miembros de las unidades paramilitares de Irak desplegadas en la región de Mosul (norte del país) murieron este domingo en la explosión de una escuela en una localidad arrebatada en julio a los yihadistas, informó un comandante a la AFP.

"Ocho miembros de las unidades tribales murieron y otros 13 resultaron heridos en la explosión de una escuela (...) donde habían instalado un centro de entrenamiento", declaró por teléfono Jabar al Maamuri, comandante de estas unidades.

En esta escuela, situada en el pueblo de Majarine (a unos 20 km al oeste de Mosul), los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) colocaron múltiples minas, luego de ser expulsados a principios de julio de Mosul y posteriormente de su otro bastión, Tal Afar, a 70 km más al oeste, a finales de agosto.

En la lucha por la reconquista de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, las fuerzas gubernamentales cuentan con el apoyo del grupo Hashd Al Shaabi, que reúne a unidades paramilitares chiitas, pero que en las zonas sunitas, como Mosul, se ha sumado a unidades tribales de mayoría sunita.

Varios testigos en el pueblo confirmaron también la explosión. Este tipo de incidente ocurre a menudo en zonas que las autoridades iraquíes declararon como "liberadas".

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP