Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, Marcelo Odebrecht (fuera de cuadro), sube a una avioneta con sus abogados en el aeropuerto Bacacheri, en la ciudad sureña brasileña de Curitiba, luego de ser liberado, el 19 de diciembre de 2017.

(afp_tickers)

La empresa brasileña Odebrecht pagó 17,9 millones de dólares de sobornos en Guatemala para la construcción de una carretera y la campaña presidencial del empresario Manuel Baldizón, informó este miércoles la fiscal general guatemalteca, Thelma Aldana.

Aldana indicó que del total de coimas, Odebrecht entregó entre 2013 y 2014 unos 9 millones de dólares al entonces ministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi para adjudicarse la rehabilitación y ampliación de una carretera en el suroeste del país, que tenía un costo de 300 millones de dólares.

La obra quedó inconclusa pero Odebrecht recibió 249 millones. Entre otros beneficiados con los sobornos figuran empresarios y abogados, algunos ya detenidos por el caso.

Según Aldana, quien presentó la primera fase de la investigación del caso Odebrecth en Guatemala, Sinibaldi recibió los sobornos por medio de dos empresas creadas en Antigua y Barbuda bajo una práctica recurrente en su gestión de exigir a los empresarios entre el 5 y 15% de comisión por proyecto o pago de deuda.

"Vemos operaciones de pago para dar apariencia de legalidad a empresas vinculadas con el señor Alejandro Sinibaldi", indicó la fiscal, al señalar que se siguió la ruta del dinero tras declaraciones de testigos protegidos y directivos de Odebrecht con base a un acuerdo alcanzado con la compañía.

Para "reparar los daños", el acuerdo con Odebrecht también contempla la posibilidad de que la empresa pague al Estado guatemalteco los 17,9 millones de dólares que dio en coimas si al extinguirse el contrato "de buena fe" quedan montos pendientes de pago a favor de la empresa, entre otros "criterios".

Sinibaldi, prófugo de la justicia por un caso denominado "Construcción y Corrupción", era un hombre fuerte del expresidente Otto Pérez (2012-2015), preso por un fraude en las aduanas.

El exministro fue presentado incluso como candidato presidencial del ahora desaparecido Partido Patriota (PP, derecha), pero el escándalo que puso tras las rejas a Pérez en 2015 truncó sus aspiraciones.

De su lado, el exjuez colombiano Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU, indicó que Odebrecht pagó al empresario Manuel Baldizón, detenido en Estados Unidos,1,3 millones de dólares, la mayoría para su campaña política de 2015.

El comisionado precisó que Sinibaldi fue quien presentó en 2013 a Baldizón con un directivo de la empresa brasileña, con la que se había pactado inicialmente la entrega de 3 millones.

Velásquez indicó que Baldizón, candidato del desaparecido partido Libertad Democrática Renovada (Líder, derecha), requirió los fondos a Odebrecht porque afirmó "que él sería el próximo presidente de la República" de Guatemala.

Baldizón quedó en tercer lugar en las elecciones de 2015, fuera del balotaje que ganó el excomediante de televisión Jimmy Morales.

Desde el sábado pasado, Baldizón, un magnate y abogado de 50 años, se encuentra detenido en Miami, Estados Unidos, por violar leyes migratorias, y el domingo solicitó asilo al denunciar una persecución política.

Como parte de la investigación, el sábado fue allanada una lujosa mansión de Baldizón en la periferia sureste de Ciudad de Guatemala. Aldana agregó que continuarán las averiguaciones que podrían alcanzar a otros involucrados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP