Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de la 'División Dorada', las fuerzas especiales antiterroristas iraquíes, participan en unos ejercicios de entrenamiento el pasado 20 de marzo en Bagdad

(afp_tickers)

Las fuerzas especiales iraquíes lanzaron este martes una operación para arrebatar a los yihadistas la ciudad de Qayarah, una posición clave con vistas a la batalla de Mosul, un poco más al norte y bastión del grupo Estado Islámico (EI) en Irak.

Qayarah está ubicada en la ribera oeste del Tigris, unos 60 km al sur de Mosul, última gran ciudad en manos del EI en Irak. "La operación se inició al alba con la participación de los servicios de contraterrorismo (CTS) y de las fuerzas armadas", declaró a la AFP el general Firas Bachar, portavoz del mando de operaciones en la provincia de Nínive, donde están Qayarah y Mosul.

La ofensiva tiene el apoyo de la coalición internacional bajo mando estadounidense, añadió. "Qayyarah será limpiada y la operación terminará rápidamente, lo que reforzará nuestros planes" para "la batalla final a fin de liberar Mosul", dijo a la AFP Sabah al Noman, portavoz del CTS.

Noman dijo además que los habitantes armados en el interior de la ciudad habían colaborado con las fuerzas iraquíes en el marco de esta ofensiva, lo que constituye un acontecimiento muy inusual.

En las últimas semanas las fuerzas iraquíes han reforzado posiciones en torno a Qayyarah, que debería servir de base estratégica para la batalla de Mosul, prevista en las próximas semanas.

Según el alcalde de Qayarah, Saleh al Juburi, unos 15.000 civiles están atrapados por el EI en la región de Qayarah.

Juburi indicó que las fuerzas del CTS avanzan rápidamente en Qayarah y ya habían tomado los principales lugares de la ciudad, pocas horas después del lanzamiento de la operación. "La mayoría de los combatientes de Daésh (acrónimo árabe del EI) han muerto o han huido" afirmó.

Tras haber retomado en junio Faluja, al oeste de Bagdad, las fuerzas gubernamentales iraquíes tienen a Mosul en la línea de mira. Se trata de la segunda ciudad del país y, de hecho, de la capital del EI en Irak.

Mosul cayó en manos del EU en junio de 2014, en el marco de una ofensiva global de este grupo yihadista en todo el país. Antes del inicio de los combates en Mosul vivían unos dos millones de personas, y actualmente, según varias estimaciones de la ONU y de otros organismos, siguen dentro de la ciudad cerca de un millón de personas.

- Un millón de desplazados -

La propia ONU advirtió este martes que la ofensiva para recuperar Mosul de manos del grupo EI podría generar el mayor y peor desplazamiento de población en varios años.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) afirmó que unos 200.000 iraquíes ya se han visto obligados a dejar sus casas desde el pasado mes de marzo. Y esta ofensiva contra Mosul, calcula el ACNUR, podría provocar una nueva oleada de un millón de refugiados.

"Lo peor queda por venir", declaró el representante de ACNUR en Irak, Bruno Geddo, en un comunicado. "Según nuestras previsiones, ello podría causar desplazamientos masivos a una escala inédita en el mundo desde hace muchos años". Más de 3,4 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares en Irak desde 2014.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP