Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos libios muestran su apoyo al controvertido mariscal Jalifa Haftar, al mando de las fuerzas de las autoridades paralelas, el 17 de marzo de 2017 en Bengasi

(afp_tickers)

Las fuerzas de las autoridades libias paralelas, bajo el mando del controvertido mariscal Jalifa Haftar, anunciaron este lunes una ofensiva contra los últimos bastiones de los yihadistas en Bengasi, la segunda ciudad del país.

El Ejército Nacional Libio (ANL) avanzó por el barrio central de Al Sabri y la zona de Soug al Hout, medianera al puerto de Bengasi, donde están acordonados los grupos yihadistas, indicó el oficial Riadh Chehibi.

También precisó que las fuerzas habían recuperado ciertas posiciones, informando así del "colapso del enemigo". "En nuestras filas no hay que lamentar ninguna víctima", añadió.

Varios vídeos y fotografías publicadas en las redes sociales muestras hileras de tanques, vehículos blindados y ambulancias que se dirigen hacia estos barrios.

Numerosos yihadistas se refugiaron en Al Sabri y Soug al Hout después de haber sido perseguidos en marzo al oeste de la ciudad.

En abril, las autoridades militares de Bengasi solicitaron a los civiles que viven cerca de estos sectores que abandonaran sus domicilios para evitar ser alcanzados por el fuego.

Desde la primavera de 2014, el ANL libra una guerra sin cese contra los grupos yihadistas entre los que figuran el Consejo de la shura de los revolucionarios de Bengasi, una coalición de milicias islamistas a la que pertenecen los presuntos miembros de la organización Estado Islámico (EI) y Ansar al Sharia, un grupo cercano a Al Qaida.

Bestia negra de los islamistas, Jalifa Haftar, ha conseguido reconquistar gran parte de Bengasi, situada a 1.000 kilómetros al este de Trípoli. Esta cuna de la revolución libia cayó en manos de los yihadistas en 2014.

Además, un vídeo que circuló este lunes en las redes sociales muestra a un oficial de la fuerzas pro-Haftar ejecutando a quemarropa a un hombre presentado como un supuesto miembro del EI de nacionalidad argelina. En las imágenes puede verse cómo el oficial dispara a la cabeza del prisionero que está de rodillas, con las manos sobre la cabeza.

En marzo, la organización Human Rights Watch (HRW) mencionó graves violaciones de los derechos humanos, así como "crímenes de guerra" cometidos en Bengasi por las fuerzas bajo mando del mariscal Haftar.

Después de que el comando del ANL lo desmintiera en muchas ocasiones, un alto responsable de las fuerzas especiales de Bengasi, Wanis Bujamada, denunció estos actos y prometió continuar y castigar a los responsables.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP