Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Alto Comisario de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, indicó que es "mucho más alto" el número de refugiados y migrantes "en las manos de traficantes y contrabandistas bajo la protección de milicas conocidas" en Libia

(afp_tickers)

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) "quieren vaciar los centros de detención" de migrantes creados por el gobierno de Libia, afirmó este martes el titular de la OIM.

"La OIM y el ACNUR quieren vaciar los centros de detención. Hay cerca de 15.000 personas en una treintena de centros controlados por el gobierno", declaró en videoconferencia William Lacy Swing ante el Consejo de Seguridad, durante una reunión urgente sobre esta situación solicitada por Francia.

Un reciente documental de la cadena de noticias CNN reveló la venta de migrantes como esclavos cerca de Trípoli, provocando una ola de indignación en el mundo. Según la cadena, los hombres se subastan por unos 400 dólares para realizar tareas agrícolas.

"Se trata de una catástrofe humanitaria de alcances colosales y podemos ponerle fin", afirmó el director de la OIM, enfatizando que "el gobierno libio nos debe dar su aval".

Swing indicó que ambos organismos pueden proveer aeronaves más grandes que las dispuestas por el gobierno libio para hacer este desplazamiento de migrantes y refugiados. "Es una operación de envergadura, que podemos realizar", precisó.

"Necesitamos el apoyo de la Unión Africana, de los principales países de origen de estas personas. Hay que registrarlos, darles documentos de viaje, que algunos terceros países reciban algunos", y "también necesitamos financiamiento".

En la misma reunión, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, indicó que es "mucho más alto" el número de refugiados y migrantes "en las manos de traficantes y contrabandistas bajo la protección de milicas conocidas" en Libia.

"Enfrentarlos y llevar a los responsables ante la justicia" ayudará al gobierno libio a ejercer su autoridad, estimó Grandi.

Según Swing, desde inicios de año casi 1.000 solicitantes de asilo y refugio fueron liberados.

"Los avances son modestos, la seguridad sigue siendo volátil, el acceso a los lugares clave no es posible a diario y las operaciones de la ONU continúan siendo realizados a distancia desde Tunez", lamentó.

Según Francia, una serie de medidas represivas pueden ser decididas contra los responsables de la esclavización de migrantes, en el marco del régimen de sanciones de la ONU en vigor contra Libia.

"Francia planteará ayudar al comité de sanciones" de la ONU para "identificar a los individuos y las entidades responsables de este trafico a través del territorio libio", dijo el embajador de este país ante la ONU, François Delattre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP