Once militares turcos murieron el sábado, dos de ellos al estrellarse su helicóptero, durante la ofensiva militar de Ankara contra las milicias kurdas en el norte de Siria.

"Podemos decir que uno de los dos helicópteros se estrelló. Hay dos mártires. No disponemos de elementos que demuestren que sea consecuencia de una intervención exterior", explicó el primer ministro turco, Binali Yildirim, en televisión.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había declarado anteriormente que el helicóptero fue "derribado", sin revelar los autores pero advirtiendo que "pagarán el precio".

Yildirim indicó que los hechos se produjeron en la región de Afrin, aunque según la agencia de noticias Anatolia, ocurrieron en la provincia de Hatay.

Posteriormente el Estado Mayor turco informó de otras nueve bajas, sin dar más detalles. Otros once soldados resultaron heridos.

La ofensiva turca en Siria, iniciada el 20 de enero, apunta a expulsar de la frontera a la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), considerada como "terrorista" por Ankara pero aliada de Washington en la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI).

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes