Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un voluntario participa en las tareas de búsqueda entre los restos del autobús donde estalló la bomba el 19 de octubre de 2015 en la ciudad paquistaní de Quetta

(afp_tickers)

Al menos 11 personas murieron y más de dos decenas resultaron heridas este lunes al explotar una bomba en un autobús en Quetta, capital de la provincia paquistaní de Baluchistán (suroeste), según responsables locales.

"El balance es de 11 muertos y 22 heridos", dijo a la AFP Akbar Husain Durrani, ministro del Interior de Baluchistán, tras un primero de 10 muertos y 23 heridos. La explosión tuvo lugar al caer la noche, cuando la gente que trabaja en Quetta regresaba a sus casas en las afueras de la localidad.

Durrani explicó que el autobús estaba lleno de trabajadores, pero no pudo aportar precisiones sobre el método utilizado para detonar la bomba. "Sospechamos que alguien escondió una bomba en la parte trasera del autobús, pero también cabe la posibilidad de que alguien la llevara encima", declaró el ministro provincial.

Un responsable de la policía, Waheed Khatak, aseguró que la bomba explotó cuando el vehículo se hallaba cerca de un paso elevado en una carretera del barrio de Sariab, en las afueras de Quetta.

Noor Baluch, un cirujano de la policía, precisó que 10 de los fallecidos ya habían perdido la vida antes de llegar al hospital, y confirmó el primer balance de 23 heridos, uno de los cuales murió, por lo cual quedan cuatro en estado crítico.

Baluchistán, una provincia rica en minerales, ha sido con frecuencia escenario de ataques islamistas, independentistas o sectarios, en particular contra la minoría chiita de los hazaras.

Antes del atentado de este lunes, una dura intervención de las fuerzas de seguridad había conseguido apaciguar la zona en los últimos meses.

AFP