Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados nigerianos patrullan en una carretera entre las localidades de Diffa (Nigeria) y Bosso (Níger), una zona donde opera el grupo islamista Boko Haram, el 25 de mayo de 2015

(afp_tickers)

Un atentado suicida del grupo islamista nigeriano Boko Haram causó 11 muertos en Camerún, dejando patente su capacidad de ataque pese a las derrotas frente a las fuerzas armadas de varios países de la región.

"Un suicida de Boko Haram se hizo estallar por la noche en Djakana", una localidad de la región del Extremo Norte, en la frontera con Nigeria, causando diez muertos, declaró a la AFP esta fuente que pidió permanecer en el anonimato.

"El balance actual de este atentado es de 11 muertos y 4 heridos", declaró a la AFP el gobernador de la región, Midjiyawa Bakari. Añadió que los heridos fueron trasladados a dos hospitales.

Según la fuente de seguridad, la mayoría de las víctimas eran miembros del comité de vigilancia encargado de detectar a combatientes de Boko Haram, un grupo afiliado a la organización Estado Islámico (EI) y de avisar a las fuerzas de seguridad en caso de infiltración de yihadistas.

"Estaban reunidos en una sala de vídeo cuando un suicida se infiltró y detonó los explosivos", informó.

El gobernador calificó de "imprudentes" a los jóvenes que gestionan el club. "Las actividades están prohibidas, se arriesgan a difundir películas por la noche con un generador eléctrico", declaró.

"Reina una cierta calma en la región, pero pedimos a las poblaciones que esperen la autorización para reanudar las actividades, sobre todo en la línea del frente", añadió el gobernador.

En las últimas semanas no se habían cometido atentados suicidas en esta región, fronteriza con la zona en la que suele actuar Boko Haram.

Los islamistas acostumbran a usar a mujeres y niñas como kamikazes en Nigeria, Camerún, Chad y Níger para atacar sobre todo mezquitas, mercados, estaciones de autobuses y retenes.

Algunos ataques también fueron dirigidos contra campamentos de desplazados por el conflicto que desde 2009 ha causado 20.000 muertos y 2,3 millones de refugiados.

- Ofensivas -

En los últimos meses, el grupo ha acumulado derrotas militares y perdido casi todas las localidades que controlaba en el noreste de Nigeria.

Aunque la amenaza de Boko Haram "ha disminuido", "no se ha erradicado", afirma el general Patrick Brethous, comandante de la operación militar francesa que lucha contra los grupos yihadistas en el Sahel.

Boko Haram "no tiene capacidad para atacar Yamena", la capital de Chad, "y ya no va a las grandes ciudades", pero "sigue presente en el estado de Borno", en el noreste de Nigeria, especialmente en la región del lago Chad, advierte el general.

Hay operaciones en curso -añade- en el estado de Borno y alrededor del lago Chad y además se está preparando una "contraofensiva".

"Hay que proseguir con las operaciones de forma coordinada en el seno de la fuerza multinacional mixta y con el apoyo de algunos países occidentales como Estados Unidos, Francia y Reino Unido", concluyó el general.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP