Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios voluntarios de la Defensa Civil siria, conocidos como los Cascos Blancos, buscan supervivientes tras los bombardeos del régimen en la localidad siria de Ariha, el 27 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Once personas, siete de ellas civiles, murieron en ataques de la aviación del régimen sirio el domingo por la noche en Ariha, una localidad del noroeste de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques fueron contra dos edificios de cuatro pisos que se derrumbaron completamente. Entre las víctimas mortales figuran tres niños, aunque las operaciones de rescate proseguen este lunes, precisó esta organización.

Leith Fares, un voluntario de la Defensa Civil, afirmó a la AFP: "Trabajamos desde las 03h00 (01h00 GMT) para encontrar a las víctimas bajo los escombros de estos edificios que se derrumbaron totalmente sobre sus habitantes".

"Conseguimos extraer a 20 heridos y todavía buscamos a dos familias compuestas en total por siete personas", agregó.

Según el OSDH, 10 civiles murieron el sábado en bombardeos en Ariha, bajo control del Frente Fateh al Sham, antigua rama siria de Al Qaeda.

AFP