Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Teodoro Obiang Nguema habla ante la Asamblea General de la ONU el 21 de septiembre de 2017 en Nueva York

(afp_tickers)

Naciones Unidas enviará un representante a Guinea Ecuatorial luego de que las autoridades del país petrolero africano anunciaran un intento de golpe de Estado por parte de mercenarios extranjeros.

François Lounceny Fall, enviado de la ONU para África occidental mantendrá conversaciones en Malabo la semana próxima, explicó un portavoz de la ONU, Farhan Haq.

El intento de "golpe de Estado" que Guinea Ecuatorial aseguró haber abortado el miércoles es una "amenaza seria" para toda la subregión de África central consideró en Malabo el jefe de la diplomacia chadiana, Mahamat Zen Sherif.

Pero el portavoz de la ONU comentó que por el momento "ha surgido escasa información" sobre el supuesto intento de derrocar al presidente Teodoro Obiang Nguema, quien se mantiene en el poder desde hace 38 años.

El embajador chadiano, Paul Nahari Nguaryanan, explicó a la AFP que más de 65 comerciantes chadianos han sido detenidos en los últimos días en Guinea Ecuatorial.

"Se tomaron medidas de seguridad en la frontera. Trabajamos en coordinación con Camerún y Guinea Ecuatorial", afirmó por su parte a la AFP un responsable del gobierno gabonés, que pidió guardar el anonimato.

El miércoles hubo enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad de Guinea Ecuatorial y "mercenarios" cerca de las fronteras con Camerún y Gabón, que dejaron un muerto entre los "mercenarios", según la televisión estatal ecuatoguineana, que no precisó su número, ni de dónde venían.

El ministro de Seguridad, Nicolas Obama Nchama, había anunciado poco antes que el 24 de diciembre, un grupo de mercenarios extranjeros -chadianos, sudaneses y centroafricanos- a sueldo de partidos de la oposición radical, quisieron "atacar al jefe del Estado que se encontraba en el palacio presidencial de Koete Mongomo en ocasión de las festividades de fin de año".

- Falta de visibilidad -

"Hay una verdadera falta de visibilidad sobre lo que pasa realmente", explicó a la AFP una fuente diplomática occidental en la subregión. De hecho, todas las informaciones recibidas estos últimos días llegaron a través de los canales oficiales de comunicación gubernamental.

Facebook, Whatsapp y otras redes sociales -principalmente medios de comunicación en África central- están bloqueadas en Guinea Ecuatorial.

Las primeras informaciones del presunto golpe de Estado se filtraron la semana pasada con la detención por la policía camerunesa de una treintena de hombres armados, el 27 de diciembre en la frontera con Guinea Ecuatorial, cerca de Ebibeyin, según fuentes camerunesas y una diplomática ecuatoguineana.

Además, un exgeneral del ejército chadiano, Mahamat Kodo Bani, fue detenido en Duala en los días posteriores, informaron este jueves a la AFP fuentes de seguridad camerunesas.

El embajador de Guinea Ecuatorial en Chad, Enrique Nsue Anguesom, de vacaciones en Ebibeyin por las fiestas de fin de año, fue detenido el 30 de diciembre "por la investigación sobre los hombres detenidos", indicaron el miércoles uno de sus primos y un alto responsable policial que mantuvo el anonimato.

Guinea Ecuatorial cerró sus fronteras en Ebibeyin y envió refuerzos militares al lugar, indicaron el domingo a la AFP fuentes locales.

Las autoridades de Guinea Ecuatorial no confirmaron ni la detención de Nsue Angueson, ni el cierre de las fronteras en Ebibeyin o el envío de refuerzos.

El principal partido de la oposición ecuatoguineano, Ciudadanos por la Innovación (CI), rechazó el miércoles cualquier implicación en los presuntos disturbios en esta excolonia española de 1,2 millones de habitantes.

Desde las elecciones generales del 12 de noviembre, en las que el poder obtuvo 99 escaños de 100 en el Parlamento, el partido CI -que cuenta con uno sólo- denunció "decenas" de detenciones de sus militantes, en Malabo, capital política, y Bata, capital económica del país.

Reelegido en abril de 2016 con más del 90% de los sufragios, Teodoro Obiang Nguema, de 75 años, y decano de los jefes de Estado africanos en términos de longevidad en el poder, dirige al país petrolero de África Central con mano de hierro desde su llegada a la presidencia en 1979 mediante un golpe de Estado.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP