Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado de la misión Minusca de la ONU (D) y un soldado de la República Centroafricana (C) hacen guardia mientras musulmanes en el barrio Pk5 de Bangui se manifiestan contra esa fuerza de mantenimiento de la paz durante la visita del Secretario General de la ONU, el 27 de octubre de 2017.

(afp_tickers)

La ONU abrió este lunes una investigación para determinar si sus cascos azules actuaron de forma apropiada ante el reciente brote de violencia que sacudió la República Centroafricana.

Un equipo dirigido por el general beninés retirado, Fernand Marcel Amoussou, viajará al país entre el 14 y el 28 de noviembre.

"La investigación examinará ataques contra civiles perpetrados por grupos armados cerca de donde estaba la (misión) MINUSCA en las prefecturas de Haute-Kotto, Basse-Kotto, Mbomou y Haut-Mbomou" entre mayo y agosto de este año, explicó el organismo en un comunicado.

En julio, tres cascos azules marroquíes murieron en dos ataques llevados a cabo por presuntos combatientes de las autodefensas anti-Balaka en Bangassou, una ciudad cristiana afectada por los disturbios.

Otros seis militares de la ONU y 66 civiles fallecieron en mayo en un ataque de los anti-Balaka, durante el que ciudadanos musulmanes buscaron refugio en una mezquita protegida inicialmente por la MINUSCA pero que posteriormente fue desalojada por la fuerza por Naciones Unidas.

El imán de la mezquita fue asesinado de un tiro cuando intentaba abandonarla.

Tropas de la ONU escoltaron luego a los musulmanes a un pequeño seminario propiedad de la Iglesia. Unas 2.000 personas siguen ahí, pero con miedo a sufrir otro ataque de los anti-Balaka.

El equipo de investigadores deberá determinar si los cascos azules pudieron prevenir los disturbios y proteger a los civiles.

La República Centroafricana trata de recuperar la estabilidad después del baño de sangre que vivió en 2013, cuando los rebeldes Seleka, mayoritariamente musulmanes, derrocaron a Francois Bozize tras una década en el poder.

El Consejo de Seguridad debe decidir el miércoles si renueva el mandato de la MINUSCA y reforzarla con 900 tropas hasta tener a 13.750 personas en la misión.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP