AFP internacional

Un hombre recibe tratamiento en un hospital en la ciudad de Maarat an Numan, en el norte de Siria, el 4 de abril de 2017, tras un ataque con gas tóxico en la ciudad de Jan Sheijun

(afp_tickers)

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) rechazó este jueves la propuesta de Rusia e Irán de abrir una nueva investigación sobre el presunto ataque químico en Siria a principios de abril, informó la delegación británica en el organismo.

"El Consejo Ejecutivo de la #OPAQ ha rechazado de forma aplastante la decisión ruso-iraní", dijo la delegación en su cuenta de Twitter.

El proyecto de texto de Moscú y Teherán, obtenido por la AFP, pedía el establecimiento de una nueva investigación por parte de la OPAQ "para establecer si se usaron armas químicas en Jan Sheijun y cómo fueron entregadas en el lugar del supuesto incidente".

Esta iniciativa ignoraba la actual investigación que desarrolla la OPAQ sobre este ataque, que dejó 87 muertos, incluidos 31 niños, en esta pequeña ciudad controlada por los rebeldes y yihadistas en la provincia de Idlib (noroeste).

Moscú y Teherán pedían igualmente a los investigadores viajar a la base aérea de Shayrat, bombardeada por Estados Unidos tras el presunto ataque químico del 4 de abril, para "verificar las acusaciones sobre el almacenamiento de armas químicas" en este lugar.

No obstante, la intención de Rusia era "comprometer la misión de la investigación" actual, denunció la delegación británica.

"Es inútil precisar que la misión de la investigación continúa", añadió, y "Reino Unido la apoya completamente".

El rechazo a esta propuesta se produce al día siguiente de que la OPAQ anunciara pruebas "irrefutables" sobre la utilización de gas sarín o de una sustancia parecida durante el ataque.

Analizadas por cuatro laboratorios designados por la organización, las muestras extraídas a tres personas muertas y siete hospitalizadas "demuestran una exposición a gas sarín o a una sustancia similar", declaró el miércoles Ahmet Uzumcu, director de la OPAQ.

- '¿Emanación de sarín?'-

"Si realmente hubiera habido gas sarín en Jan Sheijun, entonces, ¿cómo puede explicar la OPAQ que los impostores de los cascos blancos (socorristas en zona rebelde) anduvieran entre las emanaciones de sarín sin equipamiento de protección?, preguntó este jueves Igor Konashenkov, el portavoz del ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu.

Igualmente, el vocero reclamó una "investigación objetiva del incidente en el lugar", denunciando que "ni un solo representante de la OPAQ se desplazó al lugar en dos semanas".

Uzumcu informó el miércoles de que una misión de control estaba lista para desplegarse en la ciudad "si la situación en términos de seguridad lo permite".

Los occidentales acusaron al régimen sirio de haber realizado el bombardeo aéreo contra Jan Sheijun. Acusaciones que el presidente sirio, Bashar al Asad, calificó de "invento al 100%".

Esta petición ha reavivado las tensiones en el Consejo Ejecutivo de la OPAQ, esta semana en La Haya, donde muchos Estados expresaron su apoyo al equipo de investigación actual.

El proyecto de texto de Rusia e Irán invitaba igualmente a los Estados miembros a "proveer expertos nacionales para participar en la investigación".

Moscú tenía la intención así de proponer a sus propios expertos junto a los equipos independientes de la OPAQ en un intento que pretende "desacreditar los resultados" obtenidos hasta ahora, enfatizó a la AFP una fuente cercana a las discusiones.

Rusia impuso la semana pasada su veto a un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que condenaba el presunto ataque químico y pedía al Gobierno sirio cooperar con una investigación. Se trata del octavo veto de Moscú en apoyo a su aliado de Damasco.

AFP

 AFP internacional