Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un periodista regista con su iPhone una conferencia de prensa del ministro de Finanzas irlandés Michael Noonan (D) y el ministro de Transportes Paschal Donohoe, el 2 de septiembre de 2016 en Dublín

(afp_tickers)

La oposición fustigó este miércoles la decisión del gobierno irlandés de apelar la decisión de Bruselas que impone a Apple rembolsar a Dublín 13.000 millones de euros (unos 14.600 millones de dólares) de ventajas fiscales, en medio de un encendido debate parlamentario.

Gerry Adams, líder del Sinn Fein (centroizquierda), estimó en particular que las afirmaciones del gobierno al defenderse de cualquiera favoritismo respecto a Apple valen lo que "un trozo de excremento de caballo".

Una mayoría de los diputados irlandeses confirmará previsiblemente durante esta jornada la decisión del gobierno, anunciada el viernes, de apelar la resonante sanción al grupo informático estadounidense, lo que nuevamente deja al desnudo las polémicas prácticas fiscales de este país. La votación parlamentaria sólo tiene un carácter consultivo.

La Comisión Europea juzgó que Apple no había pagado suficientes impuestos en Irlanda, donde el grupo tiene su sede europea y es un importante generador de empleo. Pero el primer ministro irlandés, Enda Kenny (centroderecha), declaró ante los diputados que esta decisión sólo había ocasionado "graves perjuicios" a la reputación de su país.

Su gobierno está dispuesto a renunciar a cobrar esta fortuna de 13.000 millones de euros, que equivale al 5% del Producto Interior Bruto (PIB) de Irlanda y a la cuasi totalidad de su presupuesto anual para la salud. En cambio, prefiere insistir en que el grupo Apple no ha sido beneficiado de un trato de favor, en virtud de una política favorable a las empresas que Dublín prevé seguir practicando.

"La posición del gobierno desde el comienzo de este asunto es que la totalidad de los impuestos ha sido pagada correctamente y que no fue brindada ninguna ayuda del Estado", martilló por su parte el ministro de Finanzas, Michael Noonan.

Irlanda practica una tasa de imposición a las sociedades particularmente baja, del 12,5% sobre los beneficios. Apple, según la Comisión, se ha privilegiado de una tasa de imposición sobre sus beneficios europeos de sólo el 1% en 2003, que luego disminuyó hasta el 0,005%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP