AFP internacional

Las ganancias de las 275 compañías aéreas que forman parte de la IATA alcanzarían los 31.400 millones de dólares contra 29.800 millones anunciados a finales de 2016

(afp_tickers)

La industria del transporte aéreo expresó este lunes en el balneario mexicano de Cancún su optimismo al anunciar una alza de sus previsiones de ganancias para 2017, pero advirtió sobre las amenazas contra la seguridad y la tentación del proteccionismo.

Esta industria "es la industria de la libertad", dijo Alexandre de Juniac, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por su siglas en inglés), durante el inicio de la 73° asamblea General de esta organización, que se celebró en el caribe mexicano.

"Hoy enfrentamos vientos adversos de parte de aquellos que quisieran negar los beneficios de la mundialización", aseguró, al señalar que en "algunas partes del mundo" existe "una retórica nacionalista que tiende a un futuro con más proteccionismo".

De Juniac recordó que la seguridad se encuentra en el centro de las preocupaciones de la industria del transporte aéreo, pero lamentó que las alianzas naturales entre compañías aéreas y gobiernos esté "resquebrajándose".

La decisión en marzo de Estados Unidos y Gran Bretaña de prohibir abordar con computadoras y tabletas fue tomada "sin consultar a la industria y con un período muy corto para su aplicación", denunció.

Aunque expresó su "confianza" en la seriedad de las informaciones que motivaron esta prohibición, señaló los riesgos que esto representa para la "confianza" entre los transportistas y sus pasajeros.

El 21 de marzo, argumentando un riesgo de atentado, las autoridades estadounidenses prohibieron a los pasajeros que provenían de diez aeropuertos de ocho países árabes y de Turquía viajar con computadoras portátiles, tabletas y otros aparatos electrónicos en mano.

De su lado, Gran Bretaña hizo lo propio con pasajeros provenientes de seis países.

Estados Unidos dijo inicialmente que contemplaba extender esta prohibición a Europa y otras regiones, pero luego decidió no hacerlo.

- Estados Unidos a la cabeza -

Según la IATA, la rentabilidad y la tasa de ocupación de aviones de las compañías de Medio Oriente "bajaron significativamente desde hace seis meses".

"Hay señales cada vez más fuertes que demuestran que la prohibición de aparatos electrónicos y la incertidumbre creada por posibles prohibiciones para viajar a Estados Unidos motivan este descenso en algunas rutas", explicó la asociación.

De Juniac también señaló las "pérdidas de productividad" que se generan por la prohibición a los pasajeros de que trabajen en sus computadoras a bordo, estimadas en 180 millones de dólares anuales con las medidas actuales.

Si esta prohibición se extendiera a los vuelos entre Estados Unidos y Europa, la cifra ascendería a 1.200 millones de dólares.

Pese a estos puntos negativos, la IATA revisó a la alza sus previsiones de ganancias para 2017, anticipando un aumento de la demanda más fuerte de lo previsto.

Las ganancias de las 275 compañías aéreas que forman parte de la IATA alcanzarían los 31.400 millones de dólares contra los 29.800 millones anunciados a finales de 2016, lo que representa un aumento de poco más del 5% en la previsión y 743.000 millones de dólares (contra 736.000 previstos inicialmente), anunció la asociación.

Sin embargo, "con un ingreso por pasajero de 7,69 dólares, no hay mucho margen" de maniobra, aseguró, al llamar a las compañías a vigilar cualquier aumento de costos.

Estados Unidos está, por mucho, a la cabeza en términos de ganancias netas previstas para 2017 con 15.400 millones de dolares, una cifra que se considera históricamente alta aunque sea inferior a los 16.500 millones de dólares en 2016. Esto representaría la mitad de las ganancias de toda la industria del transporte.

Le sigue la región Asia-Pacífico y Europa, que alcanzarían cada una 7.400 millones en ganancias.

La cifra de Asia-Pacífico estaría motivada en gran parte por el aumento de la actividad de cargamento, que representa un 40% de la actividad mundial, según IATA.

De su lado, Europa, que ha sufrido las consecuencias de los atentados en 2015 y 2016, parece recuperar un poco de terreno desde principios de año, según la asociación.

Al final de la fila, Medio Oriente alcanzaría ganancias por 400 millones de dólares, mientras que África se coloca en números rojos con 100 millones en pérdidas.

AFP

 AFP internacional